3 simples pasos para alcanzar la independencia financiera

3 simples pasos hacia la independencia financiera

Conseguir la independencia financiera es un tema sobre el que se ha escrito largo y tendido. Incluso ha alimentado la proliferación de gurús que promueven estafas para hacerse rico rápidamente (con el objetivo de enriquecerse ellos). Aunque el título de este artículo podría parecerte engañoso, te aseguro que no lo es en absoluto. El problema es que, a pesar de que los pasos son fáciles de entender, llevarlos a la práctica resulta difícil.

Los 3 pasos hacia la independencia financiera

Básicamente, acumular riqueza se reduce a ejecutar los siguientes pasos de forma constante y regular:

  1. Ingresar dinero. Antes de empezar a preocuparte por ahorrar e invertir, deberías poder contar con una fuente estable de ingresos. Además, debería ser suficiente como para permitirte ahorrar tras cubrir tus necesidades más inmediatas.
  2. Ahorrar dinero. Una vez que tienes un ingreso suficiente para satisfacer tus necesidades básicas, necesitas un plan proactivo para ahorrar de forma regular y consistente.
  3. Invertir dinero. Cuando ya eres capaz poe fin de apartar un porcentaje mensual de tus ingresos en forma de ahorros, necesitas un plan de inversión.

Paso 1: Ingresar suficiente dinero

Puede parecer muy básico, pero es fundamental para la independencia financiera. La mayoría deja este paso en un segundo plano porque les resulta más fácil reducir gastos que incrementar ingresos. No obstante, el gasto sólo se puede reducir hasta un cierto límite. A partir de ahí, la única manera de progresar es buscar maneras de aumentar tus ingresos.
Los ingresos se clasifican principalmente en: activos (la remuneración del trabajo o salario), y pasivos (que derivan de las inversiones).


Decide cual será tu fuente principal de ingresos activos

Quienes estén empezando su carrera o atravesando una transición laboral deben considerar estos factores para decidir la fuente principal de sus ingresos activos:

  1. ¿Qué es lo que más te gusta hacer? Serás más productivo y tendrás más probabilidad de prosperar si te dedicas a aquello que te apasiona.
  2. ¿En qué trabajos te consideras muy bueno? Piensa en aquellas tareas que mejor se te dan y cómo puedes usar ese talento para ganarte la vida.
  3. ¿En qué sectores y puestos se ganan buenos salarios? Investiga qué trabajos utilizan las habilidades que te gustan y se te dan bien, y que además cumplen tus expectativas salariales.
  4. ¿Cómo se obtiene uno de estos trabajos? Determina cuál es el camino para obtener un puesto de trabajo que cumpla con estos requerimientos (formación especializada, certificaciones, etc.).

Estas consideraciones te ayudarán a conseguir una fuente de ingresos constante y suficiente. La clave del éxito reside en practicar una gestión activa de tu carrera profesional. Un consejo importante es re-evaluar tu situación de ingresos con regularidad, por ejemplo anualmente. Así podrás comprobar si sigues por el buen camino para alcanzar tus objetivos.

Paso 2: Ahorrar suficiente dinero

Ingresas suficiente dinero y vives decentemente, pero aún así no consigues ahorrar suficiente porque tus gastos superan tu presupuesto. Ahorrar es necesario para poder invertir, generando así ingresos adicionales que nos facilitan acercarnos a la independencia financiera. Para elaborar un presupuesto razonable o ayudarte a ajustar al que ya tengas, prueba los pasos siguientes:

Desarrolla un plan de ahorro proactivo

  1. Monitoriza tus gastos durante, al menos, un mes entero. Existen varias aplicaciones que te permiten hacerlo fácil y gratis. Otra forma de conseguirlo es intentar pagar siempre con tarjeta y descargar extractos de los movimientos cada mes. A continuación, categoriza los gastos. A veces simplemente saber en qué se nos va el dinero nos ayuda a controlar el nivel de gasto.
  2. Recorta los gastos superfluos. Separa las necesidades de lo prescindible. Si almuerzas fuera cada día, llevar comida de casa unos días a la semana puede hacer una diferencia considerable a final de mes.
  3. Ajusta tu presupuesto a medida que cambien tus necesidades, pero controla la inflación de tu estilo de vida.
  4. Construye un fondo de emergencia. Si como casi todo el mundo dependes mayoritariamente de tu salario, sé consciente de que el futuro es incierto. Deberías separar de tus ahorros un fondo que cubra al menos 3 meses de gastos necesarios para vivir. Esto te prepara para golpes inesperados a tus finanzas como el despido. En España resulta especialmente importante debido a que solemos pasar más tiempo en paro que la media de la Unión Europea.
  5. Contribuye al plan de pensiones de tu empresa si lo ofrece, o a un plan de pensiones privado. Muchas empresas que ofrecen planes a sus empleados además contribuyen a los mismas. Esto implica una rentabilidad inmediata y segura sobre el dinero que aportas sin ningún coste ni esfuerzo adicional, lo que supone un incentivo enorme.

Practica una frugalidad razonable y evita el consumismo

El paso más importante es distinguir lo que realmente necesitas de lo que simplemente deseas. Hoy en día vivimos en una sociedad que nos empuja al consumismo extremo. Nos endeudamos cada vez más para comprar objetos que nos aportan una utilidad marginal inferior a su coste. Todo sea por impresionar a aquella gente que no nos debería importar en absoluto.

Rompe el ciclo del consumismo. Antes de comprar algo que no sea una necesidad, pregúntate: “¿cómo va a ayudarme esto a conseguir independencia financiera?”. Esto no significa que no puedas darte un capricho de vez en cuando. Si estás cumpliendo de forma regular con tus objetivos de ahorro, deberías recompensarte apropiadamente con moderación. Te sentirás mejor y más motivado para ahorrar más dinero.


Paso 3: Invertir para la independencia financiera

Ingresas suficiente dinero y ahorras una proporción adecuada. Pero acabas dejando tus ahorros muertos de risa en una cuenta corriente que paga un mísero 0,1% de interés anual. Pues contrariamente a lo que puedas pensar, estás saboteando tus objetivos. Si suponemos que la inflación se mueve en torno al 1-3% anual, la subida de precios esta comiendose los intereses generados. ¡Estás perdiendo poder adquisitivo!

Si quieres acumular activos suficientes tienes que asumir riesgos calculados, lo que significa que debes invertir. Y si tienes un horizonte temporal amplio, es obligatorio invertir en renta variable (acciones).

Lo más importante al respecto de la inversión es empezar cuanto antes, ya que los activos crecen exponencialmente en el tiempo gracias a la magia del interés compuesto. Cuando nuestras inversiones generan dinero suficiente para cubrir nuestros gastos decimos que alcanzamos la independencia financiera. A partir de entonces, trabajar por cuenta ajena se convierte en una actividad opcional, y ya no es una necesidad.

Pero, ¿cómo determinar cuál es la exposición de riesgo adecuada a cada individuo?

Crea un plan de inversión apto para tu perfil de riesgo

  1. Empieza por estudiar tu situación. Puede resultarte útil redactar una política personal de inversión, en la que puedes incluir tus objetivos de rentabilidad y riesgo. Cuantifica los elementos que afectan tus finanzas, incluyendo: ingresos, horizonte temporal, fiscalidad, necesidades de liquidez, etc.
  2. Determina la combinación de activos adecuada para ti. Deberá estar basada en tu política personal de inversión. Posiblemente incluya una mezcla de cash, acciones, bonos, activos inmobiliarios e inversiones alternativas. Los aversos al riesgo deberían considerar un mínimo de exposición a bolsa en sus carteras para protegerse de la erosión causada por la inflación. Los inversores jóvenes pueden permitirse invertir una mayor proporción en acciones, ya que el tiempo juega en su favor.
  3. Por último, diversifica. Invierte tus proporciones de renta fija y renta variable en diferentes categorías y estilos. No te esfuerces demasiado por “captar las olas” o esperar al momento más adecuado, nadie puede pronosticarlo. Cuando un estilo de inversión (por ejemplo, large cap growth) rinda menos que su índice de referencia es muy probable que otro estilo rinda por encima. Y, hagas lo que hagas, evita cometer los errores más habituales a la hora de invertir en Bolsa. En caso de necesitarlo, un asesor de inversiones certificado puede ayudarte a desarrollar una estrategia de diversificación.

Resumen

Si dominas estos 3 sencillos pasos (ingresar dinero suficiente, ahorrar más dinero e invertirlo inteligentemente) desarrollarás hábitos saludables para tus finanzas personales que allanarán tu camino hacia la independencia financiera. En Rentabiliza Web encontrarás artículos más detallados que te permitirán profundizar en las estrategias relacionadas con Ingresos, Ahorro e Inversión.

Y tú, ¿has iniciado ya tu camino hacia la libertad financiera? ¿Cuándo comenzaste y cuál fue el motivo principal que te empujo a decidirte? ¿Qué estrategias has utilizado y utilizas actualmente para conseguirlo?

 

Recibe gratis en tu correo los mejores consejos para mejorar tus finanzas personales y alcanzar la libertad financiera

Publicado en Ahorro, Desarrollo Personal, Ingresos, Inversión y etiquetado , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

6 Comentarios

  1. Pingback: Las 5 fases hacia la libertad financiera - Rentabiliza Web

  2. Pingback: La fuerza exponencial del interés compuesto - Rentabiliza Web

  3. Pingback: Cómo ahorrar en tus compras online via cashback con Beruby

  4. Pingback: [Review] "Padre Rico, Padre Pobre", de Robert Kiyosaki - Rentabiliza Web

  5. Pingback: Tutorial: Cómo ahorrar en cambio de divisas para tus viajes con WeSwap

  6. Pingback: Errores más comunes al invertir en Bolsa: cuáles son y cómo evitarlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.