Errores comunes al invertir en Bolsa: cómo evitarlos - Rentabiliza Web

Cómo evitar los errores mas comunes al invertir en Bolsa

En toda oficina medianamente grande, existe aquel “cuñado” de oficina que pretende ser un as de la Bolsa, y en realidad es un saco de errores. Estás disfrutando de una bebida en el afterwork y el fanfarrón se acerca. Sabes perfectamente que empezará a darte la brasa sobre su más reciente logro “increíble”. Esta vez, ha invertido una cantidad (siempre exagerada) de dinero en canedrones.com. Esta compañía (ficticia) provee un servicio magnífico de drones que pasean tus perros cuando no estás en casa. Los alimentan y les enseñan el sit, el plas y a dar la patita. Acabas concluyendo que no sabe nada acerca de la compañía y aún así ha invertido el 25% de su cartera en ella, con la esperanza de duplicar su inversión inicial rápidamente.

Los 8 errores más comunes al invertir en renta variable

A pesar de tu resistencia a escuchar al susodicho hablar sobre el tema, analizas fríamente la situación y concluyes que ha cometido al menos cuatro errores comunes a la hora de invertir. Con suerte, esta vez a lo mejor aprenderá la lección y todo. En este artículo abordaremos los errores más comunes al invertir, incluyendo:

  1. Invertir en algo que no entendemos
  2. Enamorarse de una compañía
  3. Falta de paciencia
  4. Operar con demasiada frecuencia
  5. Intentar adivinar los tiempos del mercado
  6. Esperar un rebote en lugar de vender con pérdidas
  7. No diversificar
  8. Dejarse llevar por las emociones
  9. Retrasar la decisión de invertir en Bolsa

1) Invertir en algo que no entendemos

Uno de los inversores más exitosos del mundo, el mítico Warren Buffett, siempre ha predicado los peligros de invertir en negocios que no entendemos. Esto significa que no deberías comprar acciones de empresas en las que no entiendes su modelo de negocio (cómo hacen dinero). La mejor manera de evitar esto es construir una cartera diversificada de fondos de inversión, ya sean ETFs o fondos mutuos. Si inviertes en empresas individuales, asegúrate de entender en profundidad cada compañía que esas acciones representan antes de invertir.

2) Enamorarse de una compañía

A menudo, cuando vemos que una compañía en la que hemos invertido tiene éxito, es muy fácil enamorarse y olvidarnos que compramos las acciones como inversión. Recuerda, invertiste para ganar dinero. Si los números que te ayudaron a decidirte por comprar las acciones han cambiado, piensa si tiene sentido vender las acciones.


3) Falta de paciencia

¿Cuántas veces se ha hecho claro el poder del crecimiento lento pero constante? Lento pero constante siempre sale ganando, sea en el gimnasio, en tu educación o en tu carrera. ¿Por qué entonces esperamos que sea diferente a la hora de invertir? Una estrategia de crecimiento lento, constante y disciplinado te llevara mucho más lejos en el largo plazo que saltar al tren de la última jugada de moda. Esperar que nuestras carteras hagan algo diferente de aquello para lo que fueron diseñadas es una receta para el desastre. Esto significa mantener nuestras expectativas realistas con respecto al crecimiento de cada activo.

4) Operar con demasiada frecuencia

Comprar y vender demasiado o saltar entre posiciones largas y cortas con demasiada frecuencia es otro de los errores que asesinan la rentabilidad. A menos que seas un inversor institucional que se beneficie de bajas comisiones por operación, los costes de transacción te comerán vivo. Por no mencionar el incremento de tu carga fiscal y el coste de oportunidad de perder las ganancias a largo plazo de las buenas inversiones.

5) Intentar adivinar los tiempos del mercado

Otro de los errores asesinos de la rentabilidad, primo cercano de operar con demasiada frecuencia. Incluso los inversores profesionales la mayor parte de las veces fallan en adivinar los tiempos del mercado. Un estudio famoso titulado “Determinants of Portfolio Performance” (Financial Analysts Journal, 1986) dirigido por Gary P. Brinson, L. Randolph Hood y Gilbert Beerbower cubrió la rentabilidad de los fondos de pensiones estadounidenses. El estudio demostro que, de media, casi el 94% de la variación de las rentabilidades obtenidas a traves del tiempo se explicaba a partir de la decisión de la política de inversión. En cristiano, esto indica que normalmente la mayor parte de la rentabilidad de una cartera se puede explicar por las decisiones de asignación de activos, y no por intentar adivinar los tiempos del mercado.

6) Esperar un rebote en lugar de vender con pérdidas

Esperar a recuperar lo perdido es otra manera de asegurarte de perder cualquier beneficio que podrías haber obtenido. Esto significa que estas esperando a vender un perdedor hasta que su precio vuelva al coste original. En finanzas conductuales a esto se le llama “un error cognitivo”. Al no querer vender en pérdidas, los inversores pierden de dos maneras. Primero, estan evitando vender un perdedor, que potencialmente podría continuar a la baja hasta que no valga nada. Segundo, existe un coste de oportunidad ya que esos euros invertidos se podrían poner a mejor uso.


7) No diversificar

A pesar de que inversores profesionales puedan ser capaces de generar retornos por encima de un índice determinado invirtiendo en unas pocas inversiones concentradas, el inversor de a pie no debería intentarlo. Predica el principio de la diversificación. Cuando contruyas una cartera de fondos de inversión o de activos individuales, recuerda asignar exposición a todos los grandes sectores. Y nunca  asignes mas del 5-10% de tus recursos a una inversión determinada.

8) Dejarse llevar por las emociones

Quizás el asesino número uno de la rentabilidad de tus inversiones son tus emociones. El axioma de que el miedo y la codicia controlan el mercado es cierto, no dejes que se apoderen de tu toma de decisiones. Enfócate en el objetivo final y en el largo plazo. La rentabilidad del mercado de renta variable puede desviarse salvajemente en períodos de tiempo más cortos. Pero a largo plazo, la rentabilidad historica para acciones de large caps está en torno al 10% anual de media. Date cuenta de que, sobre un horizonte temporal a largo plazo, tu cartera no debería desviarse mucho de esas medias. De hecho, podrías beneficiarte de las decisiones irracionales de otros inversores.

9) Retrasar la decisión de invertir en Bolsa

Como nos hemos cansado de reiterar, invertir es una estrategia a largo plazo. Numerosos estudios demuestran que, gracias a la fuerza exponencial del interés compuesto, empezar a invertir cuanto antes puede hacer una diferencia masiva en nuestro capital final. No retrases la decisión de entrar en bolsa. Si tu problema es la falta de educación financiera, infórmate ya mismo. Existe una infinidad de blogs gratuitos en español que, al igual que Rentabiliza Web, te ofrecen las pautas básicas necesarias para ganar confianza y capacidad de entender principios mas complejos. Hazte con libros de extendida reputación sobre los principios, conceptos y estrategias que más te interesen. Pero ten cuidado de huir de los gurús que proponen estafas para “acumular riqueza rápidamente”. Empezar hoy te hará más rico que empezar el año que viene.

Resumen

Invertir es seguramente el más complicado de los 3 pilares necesarios para conseguir la independencia financiera. Mientras que casi todo el mundo puede tener un trabajo que le proporcione ingresos regulares y puede practicar el ahorro sensato, no todo el mundo parte con una base sólida para empezar a invertir de forma inteligente. No obstante, practicando unos principios básicos y evitando los errores más comunes, podríamos llegar muy lejos. Nunca inviertas en algo que no entiendas ni te enamores de una compañía concreta. Piensa siempre en el largo plazo: no operes con demasiada frecuencia y no intentes adivinar los tiempos del mercado. Desházte de tus inversiones perdedoras a tiempo. Empieza cuanto antes y practica la diversificación. Y pase lo que pase, no dejes que el miedo y la codicia se apoderen de tu toma de decisiones.

Publicado en Inversión, Principios Básicos y etiquetado , , , , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

2 Comentarios

  1. Buen artículo. Creo que, como todo en esta vida, al final aprendes (y te das cuenta de que todo lo anterior es cierto) cuando te das de bruces con ello.

    Saludos

    • Buenas Jesús,
      Toda la razón, la experiencia es la mejor profesora. No obstante, considero que es importante estar informado para intentar evitar en la medida de lo posible cometer los errores más comunes.
      Un abrazo,
      Drago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.