Generar ingresos pasivos: 8 formas de obtener ingresos de forma pasiva - Rentabiliza Web

Obtener ingresos pasivos: 8 formas de ganar dinero de forma pasiva

Antes de que el nombre te lleve a engaño, ¿sabes qué son los ingresos pasivos realmente? A pesar de lo que el nombre pueda sugerir, se requiere mucho trabajo para crear sistemas que permitan obtener ingresos pasivos. Lo que los convierte en pasivos es el hecho de que tengas que hacer muy poco para continuar recibiendo o incrementando dichos ingresos.

En una publicación anterior hemos hablado de las 4 ventajas fundamentales de los ingresos pasivos. Hoy vamos a explicar las principales formas que existen para generarlos. Al lío.

Diferencia entre pobres (ingresos activos) y ricos (ingresos pasivos)

Si has leído clásicos como Padre Rico, Padre Pobre’ de Robert Kiyosaki y ‘La Semana Laboral de 4 horas’ de Tim Ferris, ya tendrás aprendido que los ricos hacen dinero de otra manera. Mientras que los pobres ganan dinero trabajando, los ricos tienen dinero trabajando para ellos. Los pobres obtienen ingresos lineales por vender su tiempo, que es limitado. Los ricos en cambio son recompensados exponencialmente por invertir su tiempo en crear negocios o sistemas para generar riqueza.

Para obtener ingresos pasivos debes comprender que no necesitas vender tu tiempo por dinero en una relación lineal y limitada. Puedes invertir por adelantado tu tiempo, esfuerzo y dinero, y cosechar beneficios exponenciales más adelante. Esta inversión inicial te permitirá obtener ingresos pasivos incluso mucho después de haber creado dichos sistemas.

Tener éxito en la creación de negocios rentables te permitirá en el futuro trabajar menos pero ganar más. Por dejarlo claro de entrada, no se trata de una tarea fácil. Pero los beneficios en caso de triunfar compensarán el esfuerzo requerido.

Formas de obtener ingresos pasivos

1. Construir una cartera de inversiones que generen dividendos

Este tipo de inversiones pueden ser bonos, acciones, fondos índice, etc. Se trata quizá de la manera más pasiva de generar ingresos. Sólo hay que investigar activos que produzcan dividendos, invertir en ellos regularmente y sentarse a esperar. Y, por supuesto, monitorizar con cierta periodicidad. También se trata de la forma más líquida, ya que puedes disponer de tu capital en el momento que desees. Aunque siempre tienes un riesgo de liquidez, ya que puedes necesitar recuperar tu dinero durante un ciclo bajista.

El principal problema es que necesitas mucho capital para construir esta máquina de hacer dinero. Por ejemplo, imagina que encuentras una combinación de activos (bonos y acciones que pagan dividendos) adecuada para tu perfil de riesgo. Supongamos que esta cartera produce un 5% de dividendos anualmente. Si quisieras generar unos €25.000 de ingresos al año, necesitarías invertir unos €500.000.

2. Invertir en propiedades

La inversión en bienes inmuebles existe desde el inicio de los tiempos. La forma más popular de obtener ingresos pasivos con inmuebles es el alquiler. Se pueden alquilar casas, pisos, oficinas, locales comerciales, naves industriales, garages, trasteros, etc. Sea cual sea la opción elegida, alquilar propiedades puede generar ingresos regulares con beneficios fiscales interesantes. También puedes obtener ingresos pasivos a traves del alquiler vacacional gracias a plataformas como Airbnb.

El principal problema de este método es que para muchos no se trata de un sistema muy pasivo. Necesitas acondicionar la propiedad, publicitarla, gestionar las visitas de los potenciales inquilinos. Y atender a sus peticiones y quejas una vez que firman el contrato. Otro inconveniente es la dificultad para empezar debido al capital inicial requerido en la mayoría de los casos. Pero si tienes habitaciones libres, has heredado una propiedad o encuentras un chollo en una subasta, es una gran opción.


3. Generar ingresos publicitarios con tu sitio web, blog o redes sociales

Si tienes un sitio web, un blog o una gran influencia en redes sociales, las marcas podrían notarlo. Para las empresas resulta más barato y rápido pagar por beneficiarse de espacios en los que ya se encuentra su público objetivo que crear dichos espacios por sí mismas. Por tanto, si tú ya dispones de dicha audiencia, las marcas interesadas en tus seguidores vendrán a ti. Así es como comienzas a monetizar tu blog y obtener ingresos pasivos.

Existen muchas formas de ganar dinero con un blog. Puedes insertar anuncios de coste por click (CPC), como Google Adsense. O de coste por acción (CPA), en los que recibes una comisión cuando tu visitante haga una compra, rellene un formulario o descargue una aplicación o documento determinados. También puedes utilizar marketing de afiliación o contactar directamente con anunciantes privados. O puedes vender tus propios productos o servicios.

No importa qué método elijas para monetizar tu espacio online. Si eres capaz de superar la fase inicial de crecimiento lento, eres consistente y trabajas en añadir mejoras regularmente, podrás hacer de tu blog una fuente de ingresos que no requiera de excesiva dedicación.

4. Invertir en negocios privados

Otra forma de ingresos pasivos puede venir por invertir en oportunidades de private equity a cambio de una porción de los beneficios. ¿Te han ofrecido alguna vez comprar participaciones en empresas no públicas? Puede ser una gran forma de generar ingresos pasivos provenientes de un negocio en el que tienes muy poca implicación activa.

Las opciones son variadas. Puedes invertir en importar productos que destinarás a la venta en tu país. O invertir en la apertura del segundo restaurante de tu mejor amigo a cambio de un pellizco de sus ganancias netas. Pero ten en cuenta que el acceso a este tipo de oportunidades dependerá mucho de la profundidad de tu red de contactos.

Por ejemplo, un antiguo jefe de mi padre juntó su capital con el de otro socio para importar un contenedor de mini-motos proveniente de China. Esto ocurrió en el momento en que aquellas pequeñas máquinas del infierno se hicieron populares en España. Las vendieron a mayoristas especializados y se repartieron los beneficios.

5. Obtener royalties de trabajos creativos como libros, música, guiones, etc.

Crear contenido original que la gente adore puede ser muy beneficioso. En primer lugar, desde la perspectiva del crecimiento personal, consigues que la gente valore algo que tú has creado. Y desde la perspectiva financiera, consigues que la gente esté dispuesta a pagar por ello. Tú solo tienes que crear dicho contenido una vez, pero continuarás recibiendo royalties mucho tiempo después de haberlo finalizado.

La música es un ejemplo claro. Hay músicos como Los del Río que con una sola canción han vivido toda su vida. ¿Conoces al músico de nombre artístico Avicii? Estos días en Netflix puedes ver un documental sobre su vida. Desde sus inicios pinchando para sus amigos hasta las noches de fama mundial en las que decidían a qué fiesta del mundo volar en su jet privado. Y, como en la mayoría de los casos, todo comenzó con tan solo una canción que se hizo viral.

6. Crear una app

Si eres techie y te gusta la programación, podrías desarrollar aplicaciones para smartphones que resuelvan problemas populares. Una opción es ofrecer una aplicación gratis para los usuarios y, una vez que consigues suficiente gente utilizándola de forma activa (es decir, una vez que se generan economías de red), podrías cobrar a las empresas por anunciarse en tu app. También puedes ofrecer una versión de la app sin anuncios, pero en la cual el usuario paga un pequeño nominal.

Dependiendo de la aplicación, también podrías conseguir que una compañía más grande te la compre, y te pague una suma para que les dejes operarla y te marches. Hay personas que han sido capaces de hacer muchísimo dinero tras crear y vender una aplicación para smartphones. Esto ocurrió por ejemplo a Garret y Jessica Gee, cuando desarrollaron una app que fue comprada por Snapchat por 54 millones de dólares.


7. Comisiones por licenciamiento o franquicia

Si has sido capaz de desarrollar una marca popular o un sistema de negocio rentable, podrías cobrar a otros por explotar tus ideas. Hay muchísimas opciones a explorar en este sentido.

Conocéis Star Wars, ¿verdad? Pues su creador, George Lucas, al parecer previó que sería un gran éxito no sólo  de taquilla, sino también de merchandising. Y por eso, cuando negociaba con Universal Studios sobre la financiación de la película prefirió resignar dinero de su contrato para poder quedarse con los derechos de los productos.

Como sabéis, la franquicia de Star Wars logró comercializar desde lo más básico como remeras y libros hasta papel higiénico e incluso ropa para perros. Todas las empresas que comercializaban productos bajo licencia de la marca Star Wars tenian que pagarle al amigo ‘Jorgito’ Lucas cada vez que vendían un producto. ¿A que no parece un mal negocio? De hecho, en 2012 vendió esos derechos a Disney pero luego se acabó arrepintiendo.

8. Royalties de patentes

Antes de que reniegues, déjame decirte que es algo más común de lo que piensas. Hay gente que se dedica a sentarse en su casa o taller a pensar cómo resolver ciertos problemas del mundo moderno. Puede ser mediante una nueva invención mecanica, o una modificacion de las herramientas o procesos existentes, o una nueva droga curativa, etc. Es el caso de productos como la fregona o el chupa-chups.

Si has inventado algo que facilita la vida de las personas pero no quieres crear un negocio sobre ello, patentarlo y ceder los derechos de explotación a cambio de royalties puede ser una opción. Las grandes empresas están siempre en busca del siguiente gran producto, por lo que podrían estar deseando pagarte por el derecho a explotar tu propiedad intelectual.

Resumen

En definitiva, la receta no tan secreta para obtener ingresos pasivos es simple, aunque llevarla a cabo en la práctica no es fácil. Se trata de trabajar duro inicialmente para crear algo de valor que mejora la vida de las personas, y publicitarlo a una audiencia que tenga masa critica y quiere lo que estas ofreciendo. Entender que todo esto te puede llevar inicialmente mucho tiempo, esfuerzo y riesgo es clave. Pero los beneficios compensarán el sacrificio inicial de esfuerzo, tiempo y dinero. ¿Estás listo para empezar?

Ahora es tu turno. ¿Conoces alguna otra manera de obtener ingresos pasivos? ¿Cuál es tu favorita? ¿Has intentado alguna de ellas? ¿Qué tal te ha ido?

Publicado en Ingresos, Inversión y etiquetado , , , , , , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.