Guia definitiva para salir de deudas - RentabilizaWeb.com

La guía definitiva para eliminar tu deuda

Deudas. Esas compañeras indeseables con las que convive un cada vez mayor número de hogares españoles. Imagina por un momento que un día no muy lejano te despiertas completamente libre de toda deuda. Ni hipoteca, ni financiación del coche, ni deudas de tarjetas de crédito. ¿Cuántas cosas harías de manera diferente?

Antes de comenzar, quiero aclarar que este artículo no pretende ser la típica “guía de 5 pasos para salir de deudas”. Probablemente ya hayas visitado muchas publicaciones similares, para acabar frustrándote al ver que carecen de pasos concretos que puedas poner en práctica inmediatamente.

Si quieres salir de deudas rápido, necesitas mucho más que 5 pasos. En este post entraremos en un montón de detalle, por lo que cubriremos muchas de los problemas que dichos artículos habitualmente omiten. Porque cuando se trata de salir de deudas, el 10% es teoría y el 90% es mentalidad y fuerza de voluntad.

Vamos primero a destapar un mito importante: ¿existe una píldora mágica para eliminar la deuda? Si has llegado a este artículo buscando un atajo tengo que darte una mala noticia: no existe. Tendrías más suerte encontrando un dinosaurio vivo o un partido político que quiera bajar los impuestos. (Si encuentras lo segundo, ¡dímelo para votarlo!).

Házte un favor y deja de buscar la forma fácil y rápida. Empieza a hacer lo que tienes que hacer para salir de deudas. No hay una manera mejor: si la hubiese todo el mundo la habría seguido, y no existiría la deuda doméstica.

¿Qué necesitas para pagar tus deudas de una vez por todas?

Un marco mental adecuado es el factor más importante que diferencia a quienes salen de deudas de quienes se dan por vencidos durante el camino. Otros factores fundamentales son los siguientes:

  1. Actitud positiva. Suena a tópico, pero tienes que creer en que puedes conseguirlo y poner toda tu fuerza de voluntad en ello. Con la actitud correcta, seguirás perseverando en tu objetivo cuando aparezcan momentos de duda.
  2. Alguien que crea en ti. Para ayudarte con el punto anterior, resulta clave tener alguien que confíe en ti. Incluso aunque no nos hayamos conocido todavía, yo confío en que lo conseguirás. Simplemente por leer publicaciones como ésta, ya tienes mejor base para triunfar que la mayoría.
  3. Un/a compañero/a que te apoye. Si tienes pareja, necesitas conseguir que forme parte de tus objetivos. Podría funcionar sin él/ella, pero sería más difícil. Pero eso sí, no arrastres a tu compañero/a contigo, asegúrate de que quiere ser parte en este camino. Tendréis obstáculos, pero trabajar juntos para salir de deudas os hará una pareja más fuerte. Pagar las deudas se reduce principalmente a la persistencia, pero conseguirlo merecerá la pena.

Los pasos para escapar a las deudas

Saber cómo salir de las deudas es bastante sencillo. Cualquier cosa es fácil en lo que respecta a la teoría, lo que resulta difícil es persistir en la práctica hasta conseguirlo. Es complicado no recurrir a tus tarjetas de crédito cuando no puedes permitirte algo. Es difícil privarte de vacaciones cuando todo el mundo parece irse a alguna parte durante el verano.

Ahora bien, ¿por dónde empezar para pagar tus deudas? Primero, por aceptar la realidad. Confesémonos de que somos los únicos responsables de haber generado nuestra propia deuda. No importa que haya sido por una mala decisión, un accidente que se nos fue de control o cualquier otro motivo. Es hora de dejar de culpar al mundo y tomar el control de nuestras decisiones financieras.


1. Haz inventario de tus deudas

No puedes empezar a escapar de tu deuda si no sabes cuánta deuda tienes. Y sí, tienes que incluir tu hipoteca porque es una deuda. Una vez que las tienes inventariadas, apunta los siguientes datos importantes:

  • Cuánto debes
  • Cuál es la periodicidad del pago
  • El tipo de interés
  • La cuantía del pago
  • Qué tipo de deuda es
  • A qué institución le debes el dinero

2. Averigua por qué tienes deudas

Piensa por ejemplo en tu deuda de tarjetas de crédito. ¿Has comprado un montón de cosas que te hicieran sentir mejor en un momento puntual? Pues ahora te has quedado con la deuda y sintíendote peor.

Por si fuese poco, tu futuro yo tampoco estará más feliz llegado el momento. De hecho, ahora mismo eres una versión de tu “futuro yo”. Y estoy seguro de que no estás precisamente agradecido por las deudas que tienes. Tranquilo, no estás solo. Lo que ha ocurrido, es que en el pasado intercambiaste el ayer (presente) por el hoy (futuro). Y ahora que has llegado a ese futuro, quiero que te des cuenta de lo que has hecho para que no vuelvas a cometer el mismo error.

El motivo de este paso es descubrir si te estás metiendo en deudas debido a malos hábitos de gasto. Si sales y gastas cuando estás de bajón, tienes que saberlo y reconocerlo. Y necesitas decidir cómo combatirás dichos sentimientos. Si te descubres gastando más de lo que puedes permitirte, tienes que parar hasta que estés libre de toda deuda.

Esto incluye deuda de tarjetas de crédito y líneas de credito. Desházte de ellas ahora mismo. Cuando estén fuera de tu vida y estés libre de toda deuda, quizá puedas volver a considerarlas.

3. Decide si deberías refinanciar o consolidar tu deuda

Por un lado, refinanciar podría ser una gran estrategia. Por otro, es la cosa más estúpida que podrías hacer. Así que vamos a clarificarlo un poco.

Si te pones en serio, y me refiero a verdaderamente en serio, a enterrar tus hábitos de deuda de una vez por todas, entonces refinanciar puede ser bueno. Pero si vas a refinanciar y luego ponerte a gastar como loco otra vez, en ese caso deberías alejarte de cualquier posibilidad de refinanciación.

¿Cuáles son los pros de refinanciar? Si tienes deudas con alto tipo de interés, refinanciar podría ayudarte mucho. Obtener un tipo de interés más pequeño en tu deuda es como conseguir una pala para cavar un pozo cuando antes sólo tenías una cuchara.

Si vas a refinanciar, también podrías considerar la opción de consolidar tus deudas. Cuando consolidas, todo el dinero va a parar a un gran agujero de deuda y tú eres responsable de llenarlo con dinero. Algunas personas sienten más fácil atacar cada deuda por separado. Para otras, es más fácil juntarlo todo en un único saco.

4. Decide qué método de pago de deudas es mejor para ti

Ahora que tienes tus deudas en órden, es tiempo de decidir cuál es tu plan de ataque. A continuación te explico los dos métodos más comunes:

El método “bola de nieve”

Consiste en ir pagando tus deudas de la más pequeña a la más grande según su nominal. De esta forma, puedes acabar pagando una de tus deudas rápidamente y ganar tracción, lo que resulta muy motivador. Además, cerrar deudas permite liberar recursos para pagar las siguientes más fácilmente. Se trata de un método efectivo utilizado por miles de personas. Su principal inconveniente es que acabarás pagando más intereses durante el proceso de repago de tus deudas con este método.

El método “avalancha”

Consiste en priorizar la deuda con un tipo de interés más alto y una vez pagada pasar a la siguiente, sin importar el nominal. Siguiendo este método estarías siendo financieramente inteligente. Deshacerte primero de las deudas de alto interés reducirá los intereses totales que tendrás que pagar. Lo malo de este sistema es que podría llevar más tiempo y quizá no cierres muchas deudas rápidamente.

Recuerda que la lógica a menudo no interviene demasiado en nuestras finanzas, de lo contrario no nos habríamos endeudado en primer lugar. Así que es una buena idea elegir el método que tenga más sentido para ti, tanto financiera como emocionalmente. Personalmente prefiero el método “avalancha”: es financieramente sensato y obliga a separar las emociones de nuestras decisiones económicas.

5. Decide la suma mensual mínima que destinarás a pagar tus deudas

Se trata de la mínima cantidad extra de dinero que reservarás mensualmente a repagar tus deudas. Debería ser mayor que lo que destinas ahora, de lo contrario no saldrás de deudas más rápidamente. Analiza tus finanzas y decide cuál es el mínimo que puedes aportar.

Cómo vivir libre de deudas - RentabilizaWeb.com

¿Qué harías diferente si mañana te despertases libre de deudas?

6. Elige tu primera deuda y atácala

Llegó la hora de arremangarse. No importa en qué etapa de deudas te encuentres, elige una deuda y empieza a pagarla, al tiempo que haces los pagos mínimos requeridos en el resto de tu deuda. Ataca tus deudas como si tu vida dependiese de ello. Cada vez que realices un pago, celébralo, chócale los 5 a tu pareja y besa a tu perro. Enorgullécete de estar resolviendo tu problema de forma proactiva.

Una vez que has destruido la primera deuda, ataca la siguiente. No te distraigas, concéntrate en una de ellas y aporta todo lo que puedas. Dale todo lo que tengas. Y una vez que está pagada, para a la siguiente sin vacilar.

7. Sigue tu plan hasta que estés libre de deudas

Ahora que estás en el camino a la libertad de deudas, tu único trabajo es mantenerte firme en tu plan. Este último paso del plan básico (pasaremos al plan avanzado más adelante) es el más largo y difícil, pero puedes hacerlo.

Consejos adicionales

  • Celebra tus pequeños logros. Salir de deudas se parece más a una maratón que a un sprint. Así que asegúrate de celebrar el ir superando fases (aunque esto no debería significar que puedes asumir más deuda). Puedes maldecirte a tí mismo por haberte endeudado, pero dudo mucho que eso te ayude en forma alguna. La vida sigue mientras pagas tus deudas, asegúrate de disfrutarla.
  • Coger ritmo es más importante que ajustarse a un plan estricto. Como en todos los ámbitos de la vida, tendrás obstáculos que sabotearán tu plan de repago de deudas. Respira profundo, no pasa nada. Pero algo siempre es mejor que nada. Cuando estás pagando deuda, lo que te interesa es estar siempre progresando. Así que pon €1 si no puedes poner nada más, pero sigue avanzando.
  • Recuérdate constantemente por qué estás haciendo esto. Estar libre de deudas es fundamental para alcanzar la libertad financiera y te da muchas opciones. Podrías renunciar a tu trabajo y aplicar a otros con menor salario si quisieses. Podrías solicitar excedencias para viajar libre de culpa. Hay un montón de beneficios en salir de deudas, es importante que te los recuerdes a diario a ti mismo. Piensa en la libertad de opciones que podría darte. Fantasea con cómo sería tu vida si pagas todas tus deudas y conviértelo en una prioridad.



Nivel avanzado: qué puedes hacer para salir de deudas más rápidamente

Tras unos meses, empezarás a pensar en formas de acelerar el proceso de salir de deudas. Aquí es cuando empieza la diversión. Podrías simplemente seguir con el plan anterior. Pero si has llegado hasta aquí, y te empiezas a plantear cómo salir de dudas más rápido, que sepas que todavia puedes hacer mas.

Por ejemplo, si pudieses encontrar una manera de recortar €15 de tu gasto diario, o mejor aún, ganar €15 más al día, tendrás €450 más disponibles cada mes. ¡Al año son más de €5000!. Entonces €15 al día son palabras mayores. Hay muchas formas de conseguir esto, pero podrían clasificarse en dos categorías principales.

8. Lleva un control de tus gastos

Olvídate de los tiempos en que utilizábamos papel y lápiz para anotar los gastos. Existen una infinidad de aplicaciones, incluida posiblemente la de tu propio banco, que permiten hacer esto gratis.

Normalmente cuando empiezas a registrar tus gastos puedes ir unos meses hacia atrás para ver cómo evolucionan las cosas. Si no te hace gracia la idea, simplemente monitoriza tu gasto a partir de ahora. Es importante para los pasos siguientes.

9. Repasa tus gastos y decide cuáles pueden esperar

Después de registrar tus gastos durante unos meses (preferiblemente antes), querrás tomar algunas decisiones. Como entenderás, pagar deudas más rápido requiere cambiar ciertas cosas. Lo sé, no te gusta el cambio más que al resto de los mortales, pero si sigues haciendo lo mismo, obtendrás los mismos resultados. Más deuda y más infelicidad.

Decide qué gastos serán eliminados y cuáles pueden ser recortados de forma drástica. Algunas ideas para comenzar:

  • No más viajes (aprende cómo disfrutar de unas vacaciones locales);
  • Conduce tu coche hasta que se muera;
  • No más cenas fuera (excepto si estás celebrando haber alcanzado el objetivo mensual de repago).

Si estás en este camino en pareja, asegúrate de que comparte las decisiones. No decidas autoritariamente anunciar “no vamos a comprar papel higiénico de marca para poder salir de deudas más rápido”. No acabará bien. Habla con tu pareja y decidid qué es lo que estáis dispuestos a sacrificar en el corto plazo para vivir una vida increíble en el largo plazo.

Por aclarar, te puedes poner en plan extremo si quieres con este tema, y te animo a pensar en formas creativas de ahorrar. Vivir libre de deudas es genial y cuanto antes puedas llegar, mejor. Pero date cuenta de que la vida sigue su curso durante el camino y la mayor parte del tiempo tus decisiones no te impactan solo a ti.

Si estáis pasándolo mal con los sacrificios, podeis definir una cantidad mensual para gastar cada uno de manera discrecional. Eso os mantendrá satisfechos cuando sintáis que estáis privándoos demasiado de vivir.

10. Encuentra maneras de ahorrar en tu día a día

Piensa en tu dinero como si fuera agua entrando en un cubo. El cubo tiene agujeros, de forma que el dinero está constantemente escapando por diferentes puntos. Tu objetivo debería ser tapar agujeros para que el dinero deje de escaparse.

Ahorrar en grandes gastos es importante. Pero cuando estás intentando ahorrar dinero, los pequeños gastos también cuentan, y pueden acabar haciendo la diferencia. Puedes encontrar todo tipo de consejos para ahorrar más en nuestra sección de ahorro.

¿Cuán extremo podrías llegar a ser? Depende de ti. Hay gente que vende su casa y sus cosas y se muda a un hogar más pequeño. Otros simplemente ponen su hogar actual en alquiler y a cambio alquilan un sitio más barato. Y muchos trabajan un montón para salir de deudas lo antes posible. Es tu decisión.

11. Gana más dinero

Obtener ingresos adicionales puede ser clave cuando se intenta salir de deudas. Hay un montón de formas de conseguirlos, algunas de las cuales podrían ser:

  • Trabajar a tiempo parcial
  • Conducir para Uber o Cabify
  • Repartir para Uber Driver o Glovo
  • Alquilar una habitación en Airbnb
  • Vender objetos en Wallapop o Ebay
  • Pasear perros
  • Crear un blog

Puedes leer mas sobre 8 formas de obtener ingresos pasivos aquí.

Lo genial de estas fuentes potenciales de ingresos adicionales es que las puedes probar una vez y, si te acaban convenciendo, involucrarte cada vez más. Si no te gustan, simplemente puedes dejar de llevarlas a cabo.

Lo importante es que recuerdes que sólo se trata de medios para conseguir tu objetivo. No son un proyecto de vida a largo plazo, a no ser que tú quieras que lo sean. Al ganar dinero adicional, naturalmente estarás acelerando el proceso de liberarte de deudas.

Otra de las ventajas adicionales de conseguir fuentes de ingresos extra es que estarás demasiado ocupado para gastar dinero, lo que podría ayudarte a conseguir tus objetivos incluso antes de lo que esperarías.

Resumen

En definitiva, la deuda es un peso que afecta a mucha gente y del cual te puedes desprender aplicando un poco de sentido común y fuerza de voluntad. Si estás dispuesto a hacer los sacrificios necesarios puedes librarte de deudas mucho antes de lo que esperas. La recompensa será enorme, ya que las deudas minan tu camino hacia la independencia financiera. Toma acción ahora para evitar que malas decisiones financieras en el presente afecten a tu bienestar futuro. Aún sin conocerte, sé que vas a conseguirlo.

¿Cuál es tu experiencia con la deuda? ¿Has tenido algún desliz del cual te has librado y quieras compartir con nosotros?

Apuntate a nuestra newsletter para recibir los mejores consejos para tus finanzas personales:

Recibe gratis en tu correo los mejores consejos para mejorar tus finanzas personales y alcanzar la libertad financiera

Publicado en Ahorro, Deuda y etiquetado , , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.