Guía definitiva de inversión para principiantes - Rentabiliza Web

La guía definitiva de inversión para principiantes

Invertir es uno de los pilares fundamentales para alcanzar la libertad financiera, y es además el más complicado de ellos. Por otro lado, cuanto más difícil nos parece un tema, menos nos preocupamos de aprender. Quizá nos vendría fenomenal tener una guía de inversión para principiantes, ¿a que sí?.

Por lo general, la mayor parte de los mortales nos encontramos en la etapa de principiantes en lo que a inversión se refiere. A no ser que seas una persona de negocios o un planificador financiero. Por este motivo he decidido publicar este artículo, un artículo que me hubiese encantado encontrarme cuando empecé a invertir mis ahorros.

¿Quieres aprender a invertir desde cero? Vamos a desgranar el mundo de la inversión para principiantes… ☺☺☺

Inversión para principiantes

El objetivo de esta guía es que entiendas los principios básicos de inversión para principiantes, así como las plataformas recomendadas para que puedas empezar literalmente hoy mismo. Por lo tanto, no vamos a entrar en detalles más aburridos para que no resulte demasiado confuso. Pero puedes encontrar información más específica en los enlaces de Rentabiliza Web referenciados en esta publicación.

Este artículo está diseñado simplemente para que seas capaz de entender las diferentes posibilidades que tienes a tu alcance, y que puedas investigar más a fondo sobre las que más te interesen.

Los principales mitos de la inversión

Invertir puede resultar un poco abrumante al principio. Poco a poco, cada vez más personas empezamos a concienciarnos de que tenemos que invertir, pero no sabemos cómo. Las principales excusas suelen ser que no entendemos tanta jerga financiera, que resulta muy arriesgado, que no tenemos tiempo o medios, etc.

Por suerte para ti, es mucho más sencillo de lo que piensas. En primer lugar, cuando invertimos solemos hacerlo como una tarea secundaria y no prioritaria. Por ello solemos retrasarlo al mes siguiente, o al año siguiente, o ya de forma indefinida. Pues bien, vamos a cambiar eso ahora mismo. Pero primero, vamos a repasar los diferentes tipos de activos que tienes disponibles para invertir.

Renta variable (acciones de empresas cotizadas)

Al ver su cotización actual, muchos de nosotros desearíamos haber comprado acciones de Amazon antes del año 2000. Ahora bien, ¿cómo funciona el mecanismo para generar dinero a través de la renta variable?.

Para empezar, empresas como Amazon necesitan financiar su expansión. Algunas formas de conseguirlo son solicitar un préstamo a un banco, emitir bonos corporativos, u ofrecer participaciones en su capital, más conocidas como acciones. Las acciones son el principal activo de renta variable.

Como accionista de la compañía, estás invirtiendo tu capital sin que exista una garantía de beneficio. Es decir, estás asumiendo un riesgo. Pero, por otro lado, no existen límites a cuánto podrías ganar. Ahora bien, ¿cómo puedes ganar dinero invirtiendo en acciones?.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Amazon - Rentabiliza Web

Fuente: Google Finance

Apreciación y dividendos

La primera forma de ganar dinero con las acciones es a través de su potencial apreciación. Siguiendo con el ejemplo de Amazon, en octubre de 1998 el precio de una acción era de $1.73. En octubre de 2018, el precio era de $2012.71 por acción. ¡Un 116242% de crecimiento!. Esto se debe a que, a medida que la empresa incrementa su potencial volumen de negocio, los inversores están dispuestos a pagar un precio mayor por dichas acciones.

Otra forma de obtener ingresos en renta variable es a través de dividendos. Es una de las maneras preferidas de inversión para principiantes y avanzados, sobretodo para los pequeños inversores españoles. No obstante, no todas las acciones pagan dividendos, especialmente las de empresas en fases tempranas (startups) o growth stocks. El motivo es que prefieren reinvertir la mayor parte de sus beneficios para continuar su rápido crecimiento.

Los dividendos son ofrecidos principalmente por empresas con posiciones dominantes en sectores maduros, las blue chips. Al tener unas expectativas de crecimiento inferior a los growth stocks, compensan a sus inversores con una participación en sus beneficios. Se trata de los famosos dividendos.

Aunque las acciones de empresas que ofrecen dividendos sean una buena forma de invertir a largo plazo, no es recomendable invertir en determinadas empresas únicamente por los dividendos que puedan ofrecer.

Renta fija (bonos)

Los gobiernos y las empresas también pueden financiarse a través de la emisión de bonos. Por eso hablamos de bonos gubernamentales o corporativos. La manera más sencilla de entender los bonos es imaginar que tú eres el banco. Cuando pedimos un préstamo al banco, acordamos devolverle el capital inicial más unos intereses. Pues bien, así es como funciona un bono.

Los bonos tienen un tipo de interés y un vencimiento predefinidos, igual que los préstamos de los bancos. Como tenedor de un bono, te comprometes a prestar dinero a su emisor. El emisor del bono te devolverá el capital más un tipo de interés, denominado cupón.

Comprar bonos no te hace propietario de una compañía, por lo que si le va bien no te beneficias de su revalorización. Pero en caso de que la empresa quiebre, los tenedores de bonos serían los primeros que recibirían su capital de vuelta. Los accionistas serían los últimos.

Normalmente se asocia más riesgo a la inversión en renta variable que a la inversión en renta fija. Los bonos además, son una forma mucho más sencilla de inversión para principiantes que las acciones. Pero ambas son importantes para diversificar tu cartera.


Fondos Mutuos y Fondos Cotizados (ETF’s)

Hasta ahora hemos hablado sobre la propiedad de bonos y/o acciones de empresas o instituciones individuales. Pero, ¿y si quisieras tener acciones y bonos de muchas compañías al mismo tiempo? Sería una manera brutal de diversificar tu inversión inmediatamente, ¿verdad?. Bienvenido al maravilloso mundo de los fondos de inversión.

1. Fondos Cotizados (ETFs)

Una de las mejores opciones para invertir en múltiples empresas a la vez son los ETFs o fondos cotizados (Exchange Traded Funds). Los fondos cotizados tienen diversas estrategias y pueden invertir en acciones, bonos o ambos.

Piensa por ejemplo en el S&P500, el índice que recoge las 500 empresas más grandes de los Estados Unidos, y que se utiliza por lo tanto como benchmark para el mercado americano de valores. Si compras un ETF que replique al S&P500, estás invirtiendo automáticamente en las 500 companías más grandes de Estados Unidos. ¿A que mola? Se trata de nombres cotidianos como Apple, Amazon, The Coca Cola Company, Facebook, Google, Ford, General Motors, Johnson & Johnson, Pepsico, etc.

Hay otros ETFs que invierten en sectores particulares como tecnología, banca, construcción, etc. También hay otros que invierten en companías de países o regiones específicas. Básicamente existen ETFs que invierten en cualquier sector o economía que te puedas imaginar.

A pesar de que lo ETFs pueden agrupar acciones, bonos o un mix de ambos, cotizan como si fuesen acciones individuales. A los inversores nos encantan los ETFs entre otras cosas porque cotizan en tiempo real. Y, sobretodo, porque normalmente tienen unas comisiones más bajas.

2. Fondos Mutuos

Aunque los Fondos Cotizados son muy populares hoy en día, los Fondos Mutuos son más longevos y por lo tanto tienen un registro histórico más largo. Si por ejemplo participas de un plan de pensiones (y si no lo haces te recomiendo encarecidamente que lo consideres), lo más probable es que éste invierta en Fondos Mutuos.

La principal diferencia entre los ETFs y los Fondos Mutos es su forma de cotizar, cómo comentábamos en el apartado anterior. En lugar de cotizar a tiempo real, los Fondos Mutuos se valoran una vez al día, al precio de cierre de mercado.

¿Por qué es importante la forma de cotizar?

Pues verás, supón que decides vender una participación de un Fondo Mutuo a primera hora de la mañana y el precio es de €50 por participación. Le das a “Vender” a las 9 de la mañana, pero recuerda que el fondo no cotiza hasta el cierre de día.

Pues imagina que además otros miles de inversores decidieron hacer lo mismo a lo largo del día. Esto habría causado que el precio de cada participación se hubiese desplomado al cierre del mercado, por ejemplo, hasta los €40. Por lo tanto, en lugar de vender tu participación por €50 como hubieses esperado, la has terminado vendiendo por sólo €40.

¿Qué otras diferencias existen?

La segunda diferencia es el mínimo requerido para invertir. Para comprar posiciones en Fondos Mutuos, es posible en muchos casos tener que desembolsar como mínimo unos €2.000. Con los ETFs, tu desembolso mínimo sólo sería el precio de una acción. Si la acción cuesta €25, pues sólo necesitas €25 más la comisión por operación. Aunque también es verdad que se recomienda operar por volúmenes mayores para “amortizar” dicha comisión.

La tercera diferencia son los gastos de mantenimiento. La mayor parte de los Fondos Mutuos tienen gastos de mantenimiento mayores que las de los ETFs. Esto se debe principalmente a que los Fondos Mutuos realizan una gestión más activa de la cartera.

3. Fondos Índice

Los Fondos Índice son ETFs que se dedican a clonar la composición de la cartera de un índice bursátil. Esto es, intentan replicar la performance de un mercado a través de la gestión pasiva. Como resultado, tienen gastos de mantenimiento inferiores a los fondos activos.

Por ejemplo, el fondo mutuo más grande es el Vanguard Total Stock Market Index (VSTMX). Invierte en 3.600 de las empresas cotizadas más grandes. Sus gastos de mantenimiento son del 0,15% anual. Y tienes que aportar $3.000 para poder abrir una posición. Para ahorrar, muchos brokers online ofrecen Fondos Índice para que puedas invertir por acción. El Fóndo Índice que replica al VSTMX tiene un gasto de mantenimiento del 0,04%. Cada acción de este Fondo cotiza ahora mismo alrededor de $150. Por ende, en lugar de necesitar $3.000 para empezar a invertir, sólo necesitarías $150.

Seguramente decidas quedarte con el fondo índice por sus menores gastos de mantenimiento. Al 0,04% anual, al gestor del fondo se queda $4 por cada $1.000 que hayas invertido. Sin embargo hubieses pagado $15 anuales si el coste fuese del 0,15%. Sé que no parece una barbaridad, pero a largo plazo los gastos importan y mucho.

Muchos analistas creen que los Fondos Índice pronto desbancarán a los Fondos Mutuos, y la tendencia actual parece estar confirmándolo. Su menor coste los ha convertido en una forma muy popular de inversión para principiantes, sobretodo entre los millennials.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Fondos Indexados - Rentabiliza Web

Fuente: Blog de Indexa Capital

4. Fondos Fecha Objetivo

Se trata de fondos para comprar y olvidarte de ellos hasta la fecha objetivo, por ejemplo, tu fecha esperada de jubilación. Sin embargo, deberías asegurarte de que el objetivo de las inversiones de dicho fondo está alineado con tus objetivos. Y que la performance cumple con tus expectativas.

¿Cómo funcionan? Primero seleccionas una fecha objetivo. Por ejemplo, para jubilarte en el año 2050, eliges un fondo 2050. Estos fondos invierten en una activos de renta fija y variable (incluyendo fondos índice para mantener bajos los gastos). A medida que te acercas a la jubilación, el fondo invierte más proporción en renta fija y menos en variable.

Esto ocurre porque cuando eres jóven puedes permitirte una mayor proporción de tu cartera en renta variable. Las acciones implican mayor riesgo, pero también mayor rentabilidad potencial. Los precios caen de vez en cuando pero normalmente rebotan más tarde, y la tendencia a largo plazo es alcista.

Los Fondos Fecha Objetivo son una buena forma de inversión para principiantes dado que requieren poco mantenimiento. No obstante, requiere más esfuerzo administrar estos fondos que un Fondo Índice, por lo que se suelen tener mayores gastos de mantenimiento.

5. Fondos de Renta Fija

Así como existen fondos de renta variable, también existen los que invierten en renta fija, pero ¿es una buena forma de inversión para principiantes? Por lo general, no soy partidario de utilizar fondos para invertir en Renta Fija (con sus consiguientes gastos de mantenimiento), cuando puedes comprar bonos directamente desde la agencia gubernamental en cuestión (o a través de un broker online en el caso de los bonos corporativos). Pero, por si aún estuvieses interesado en hacerlo, los incluyo en esta publicación.

¿Cómo funcionan? Supongamos que compras un Fondo de Renta Fija por €10 y el tipo de interés que paga el bono es del 4%. La semana siguiente el tipo baja al 3%, por lo que cualquier otra persona que compre el bono sólo obtiene un 3%. Por lo tanto, el bono que compraste ahora tendría más valor y su precio subiría.

Igual que las acciones de empresas individuales aumentan su valor, lo mismo ocurre con los bonos. La manera más fácil de recordar su funcionamiento es memorizar que la rentabilidad de los bonos tiene una relación inversa con los tipos de interés. Cuando suben los tipos de interés bajan los precios de los bonos. Cuando bajan los tipos de interés, suben los precios de los bonos.

Un concepto clave: el interés compuesto

“El interés compuesto es la octava maravilla del mundo. Quienes entienden la fuerza del interés compuesto están destinados a cobrarlo. Quienes no, están destinados a pagarlo.”

Albert Einstein

Simplificando, el interés compuesto es el mecanismo por el cual ese dinero que has generado invirtiendo tu dinero continúa ganando aún más dinero para ti. Vamos a ilustrarlo con un ejemplo.

Supongamos que inviertes €2.000 en un ETF que se revaloriza un 10% primer año. Al final del año, el valor de dicho fondo cotizado sería de €2.200 (€2.000 de capital invertido más €200 de rentabilidad). Si en lugar de quedarte con ese beneficio dejas los €2.200 invertidos en el mismo fondo, y en el segundo año obtienes otro 10% de rentabilidad, ahora su valor a final de año sería de €2.420 (€2.200 invertidos más €220 de beneficio).

Como ves, tu dinero está trabajando para ti generando intereses sobre el capital inicial, pero también intereses sobre el interés generado en el período anterior. A medida que pasan los años, esa cantidad empieza a generar un efecto de bola de nieve imparable.

Una manera genial de potenciar el efecto del interés compuesto es reinvertir los dividendos que generen tus inversiones. Así es como experimentarás el verdadero poder de acumular riqueza.


Las mejores plataformas de inversión para principiantes

Hay tantas opciones de inversión disponibles que el tema puede llegar a resultar abrumador. Resumiremos aquí en diferentes categorías las plataformas de inversión para principiantes que resultan más recomendables.

1. El plan de pensiones de tu empresa

El mejor lugar para empezar a invertir es el plan de pensiones de tu empresa, si tienes la suerte de trabajar para una compañía que lo ofrezca. Los principales motivos son las ventajas fiscales, la crisis del sistema público de pensiones y, en algunos casos, las aportaciones adicionales que hace tu propia empresa.

Si tu compañía ofrece aportaciones proporcionales a tus aportaciones individuales, es tu deber maximizarlas. Se trata de dinero gratis por el que no tienes que trabajar horas extra.

Si tienes un buen plan en tu empresa, puede merecer la pena invertir el máximo posible. Pero no todos los planes son iguales. Algunos tienen unas comisiones brutales y unas opciones de inversión más bien deplorables.

Otra razón para invertir en planes de pensiones son sus ventajas fiscales. Mientras que tienes que pagar impuestos cada año por la rentabilidad que ganas en tus inversiones, eso no ocurre con los planes de pensiones.

2. Robo-Advisors

¿Ya tienes tu plan de pensiones diseñado? ¡Perfecto! El siguiente paso lógico para un novato sería quizá considerar darse de alta en plataformas de inversión automatizada o robo-advisorsLos robo-advisors simplifican al máximo el proceso de inversión al automatizar el proceso de toma de decisiones, basándolo en tu perfil de riesgo y objetivos de rentabilidad a largo plazo.

Simplemente tienes que resolver un cuestionario básico para averiguar tu perfil de riesgo y su algoritmo te asignará una cartera personalizada (una combinación de activos de renta fija y variable). Pues bien, el dinero que decidas aportar regularmente se destinará a adquirir activos (principalmente ETFs) que se ajusten a dicha cartera personalizada.

Por si fuera poco, invertir en estas plataformas resulta muy barato debido a su automatización. Las plataformas de robo-advisors que operan en España son:

  • Indexa Capital. Invierte en fondos indexados, el capital mínimo es de €1.000 y sus comisiones anuales son del 0,82%.
  • Finizens. Compra fondos indexados e inmuebles, el capital mínimo es de €10.000 y sus comisiones anuales son del 0,82%.
  • InBestMe. Invierte en ETFs, el capital mínimo es de €5.000 (o de €3.000 para menores de 25 años) y sus comisiones anuales son del 0,77%.
  • Finanbest. Compra fondos mutuos, el capital mínimo es de €3.000 y sus comisiones anuales son del 0,89%.
  • Popcoin. Invierte en fondos indexados, el capital mínimo es de €1.000 y sus comisiones anuales son del 0,73%.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Indexa Capital - Rentabiliza Web

En realidad, las rentabilidades potenciales de los robo-advisors son menores que las de la renta variable pura y dura. La relevancia de los robo-advisors como plataformas de inversión para principiantes radica en su facilidad de uso, dada su automatización. Pero en cuanto te conviertes en un inversor más sofisticado, lo que quieres es operar principalmente en el mundo de los broker online.

3. Brókers online

La próxima gran opción es invertir a través de un bróker online. Los bróker online son fenomenales tanto como plataformas de inversión para principiantes como para los más avanzados. También ofrecen herramientas de análisis e informes que las herramientas gratuitas no proporcionan. Suelen disponer tanto de Acciones Individuales como de Fondos (Mutuos, Indexados, de Fecha Objetivo, etc.).

Mi recomendación de inversión para principiantes es operar principalmente en fondos de gestión pasiva, especialmente Fondos Índice. Te permiten obtener una diversificación inmediata, sus costes son menores, y te garantizan que obtendrás, al menos, la misma rentabilidad que su índice de referencia (menos los gastos de mantenimiento).

Operar con acciones individuales siendo un novato es lo mismo que apostar o jugar a la lotería. Después de todo, si los propios gestores profesionales de fondos activos son incapaces de batir a su índice de referencia, ¿quién soy yo para creerme más listo que ellos?

4. Crowdlending

El crowdlending o inversión colectiva en préstamos consiste en ofrecer financiación a empresas, proyectos o particulares por parte de un grupo inversores a través de una platafoma online. Este modelo permite a los prestatarios obtener mejores condiciones de financiación que acudiendo a la banca tradicional, y a los pequeños inversores obtener una rentabilidad por el riesgo asumido.

Se trata de una opción muy sencilla de inversión para principiantes. Las ventajas de estas plataformas son que permiten invertir desde cantidades muy pequeñas, que existe un amplio abanico de equilibrios de rentabilidad/riesgo para escoger, y que muchas de ellas ofrecen garantía de recompra. Esto significa que si el prestatario no pudiese devolver un préstamo, la plataforma te devolvería la inversión.

Para minimizar el riesgo, se recomienda invertir pequeñas cantidades en varias plataformas (con diferentes originadores de deuda), y en múltiples de estos microcréditos.

Alguna plataformas de crowdlending que operan en España son:

  • Mintos. Se trata de una plataforma P2P con una gran variedad de micropréstamos para invertir y una interfaz muy sencilla, sin duda la mejor para principiantes. Ofrece garantía de recompra en muchas de sus oportunidades.
  • PeerBerry. Ofrece rentabilidades de hasta el 12% anual y garantía de recompra en todos sus préstamos.
  • ViaInvest. Presenta oportunidades a muy corto plazo (30 días) con rentabilidades de entre el 10 y el 12% anual.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Mintos - Rentabiliza Web

5. Property Crowdfunding

La moda de las plataformas de inversión colectiva o crowdfunding hace tiempo que llegó al mundo de los bienes inmuebles o bienes raíces. El Property Crowdfunding ha democratizado la inversión en activos inmobiliarios al reducir el capital inicial necesario para participar.

Y además, tiene el beneficio añadido de que es la plataforma en cuestión quien gestiona el activo, y no tú. Es decir, tú no tienes que ir a buscar arrendatarios o compradores para el inmueble en el que has invertido. Puedes dedicarte simplemente a decidir en qué oportunidades invertir y esperar a que te engorde el bolsillo.

Se trata de una categoría que tiene mucho tirón como inversión para principiantes en España, donde somos unos fanáticos del “ladrillo”. Las plataformas de property crowdfunding más populares son:

  • Housers. Opera en España, Portugal e Italia, con lo cual ofrece un alto nivel de diversificación.
  • Bricks & People. Startup valenciana muy enfocada en el Levante español. Sus inversiones se gestionan a través de la plataforma Socios Inversores.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Housers - Rentabiliza Web

6. Equity Crowdfunding (sólo para avanzados)

Por completar el abanico de posibilidades, incluyo en esta guía el equity crowdfunding. Pero no se trata de un activo recomendable como inversión para principiantes por su elevado nivel de riesgo. Al igual que el property crowdfunding, el equity crowdfunding intenta democratizar la inversión en sectores tradicionalmente reservados al gran capital privado. En este caso, se trata de la inversión en el capital social de startups.

Las principales ventajas de invertir en startups son la posibilidad de rentabilidades exponencialmente mayores, la diversificación de tu cartera a un nuevo tipo de activos, y sus considerables ventajas fiscales.

Las desventajas son el elevado nivel de riesgo (al tratarse de compañías en fases muy tempranas) y el bajísimo nivel de liquidez (no puedes disponer del capital invertido hasta que se produzca un evento de exit, lo cual suele llevar varios años). Muchas plataformas intentan mitigar éste último riesgo ofreciendo un mercado secundario a los inversores.

Las plataformas de equity crowdfunding más respetables que operan en España son:

  • Crowdcube (Reino Unido). Referente a nivel europeo. Tiene el record de haber alojado las primeras iniciativas europeas que acabarían convirtiéndose en unicorns (superar el billón de dólares en valoración): Brewdog y Revolut.
  • Seedrs (Reino Unido). Co-líder europeo junto a Crowdcube. Por ella pasaron importantes start-ups del panorama fintech londinense como RevolutWeSwap y Monzo.
  • The Crowd Angel (España). Primera plataforma de equity crowdfunding de España. Es bastante reciente, por lo que de momento no cuenta con muchas iniciativas en las que invertir. Pero tiene la intención de convertirse en un referente europeo.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Seedrs - Rentabiliza Web

Consejos básicos de inversión para principiantes

¿Cuáles son las pautas clave a la hora de construir una cartera de inversión para principiantes? Seleccionar las plataformas más idóneas y las inversiones correctas es importante. No obstante, practicar la paciencia y seguir los siguientes consejos podrán convertirte en un gran inversor.

1. Empezar cuanto antes e invertir regularmente

Como siempre en esta vida, hay que ser persistentes para obtener buenos resultados. En el mundo de la inversión es igual. Por lo tanto, deberías empezar ya mismo y ser capaz de invertir dinero nuevo todos los meses.

De hecho, cuanto más inviertas ahora menos tendrás que invertir en el futuro para llegar al mismo resultado. Esto se debe a dos motivos:

  • Tu dinero tiene más tiempo para beneficiarse de la fuerza exponencial del interés compuesto
  • Puedes invertir más agresivamente (y por tanto beneficiarte de una mayor rentabilidad potencial) cuando eres más joven

Tu activo más importante es el tiempo. El mejor momento para empezar a invertir fue hace 10 años. El segundo mejor momento es ahora. Esperar al próximo mes puede significar que nunca empieces.

El mejor momento para empezar a invertir fue hace 10 años. ¡El segundo mejor momento es ahora!. Clic para tuitear

2. Invierte todo lo que puedas

La mayoría de expertos en finanzas recomiendan invertir al menos el 10% de tus ingresos. Aquí como somos muy exigentes no nos conformamos con menos del 25%. Incluso si no puedes invertir tanto, no esperes hasta que puedas. Porque entonces, necesitarás invertir incluso más para poder recuperar el tiempo perdido.

Podrías tener que invertir más del 10% recomendado por estos motivos:

  • Has empezado a invertir más tarde
  • Te quieres jubilar con un patrimonio de más de 1 millón de euros

Por lo tanto, la regla del 10% es una buena sugerencia sólo si estás todavía en la veintena de años. Pero si eres mayor de 30, necesitas invertir bastante más para jubilarte a tiempo.

3. Pero invierte sólo el dinero que puedas permitirte perder

Invertir es una de las mejores maneras de acumular riqueza para contruir un patrimonio sólido, pero necesitas marcarte un horizonte temporal de largo plazo. Esto se debe a que los precios de tus acciones pueden hundirse en cualquier momento sin previo aviso. Y podría llevar muchos años para que algunas compañías vuelvan al precio por el cual las compraste.

Por eso es tan importante tener una apropiada asignación de activos. No puedes permitirte asumir riesgos si por ejemplo piensas retirarte en unos 5 años. Si ocurriese una recesión, podría tomar 10 años para que tus acciones recuperen su valor original. En esa situación, tendrías dos opciones:

  • Trabajar durante más tiempo para recuperar las pérdidas
  • Jubilarte con un nivel de renta inferior

Y, si decidiéses trabajar durante más tiempo, ¿quién te puede garantizar que estarás lo suficientemente saludable como para continuar haciéndolo?



4. Invierte sólo en activos que comprendas

No importa en qué inviertas, tienes que entender perfectamente cómo funcionan los activos que compres. Si no lo haces, puedes empobrecer muy rápidamente. Al final, recuerda que eres el único responsable de las decisiones de inversión que tomes.

Para ayudarte a seleccionar inversiones, tienes que ser capaz de explicar a un niño de 10 años estas dos cosas:

  • ¿Cómo genera dinero la compañía en cuestión?
  • ¿Cuáles son los riesgos potenciales de tu inversión?

Puede que sólo necesites unos pocos minutos para analizar un fondo índice, pero necesitarás invertir por lo menos toda una noche para analizar una acción individual.

Siempre lee los prospectos de cualquier fondo de inversión. Y revisa también sus reportes anuales.

5. Invierte para el largo plazo

Hay una línea muy fina entre invertir y especular. Invertir es mantener una cartera de activos de probada calidad con un horizonte temporal razonablemente largo. Éste es el secreto para ser un inversor exitoso. Especular es apostar, no es invertir. Por eso no incluimos en esta guía de inversión para principiantes ni criptomonedas, ni plataformas de spread-betting (por ejemplo, eToro).

Cuando especulas, tienes la esperanza de escoger un “activo” o compañia con suerte que pueda hacerte rico muy rápidamente. Por desgracia, la mayor parte de la gente se equivoca más de lo que acierta. Y si no, que se lo digan a los que vendieron a su madre para comprar bitcoin.

Márcate como objetivo mantener tus inversiones por al menos un año. De esta manera además, pagas menos comisiones por operar. En mi caso, no suelo vender nunca mis inversiones. Mantenerlas a largo plazo les da suficiente tiempo para apreciarse, y además ayuda a evitar la tentación de subirse a la burbuja de turno. Ignorar las burbujas es un consejo clave de inversión para principiantes.

6. Diversifica

La regla de inversión para principiantes más importante es diversificar. Esto trasciende el invertir tanto en acciones como en bonos. También deberías invertir en múltiples fondos indexados, sectores y regiones. Nadie puede predecir qué harán los mercados, por lo que poner todo tu dinero en una misma compañía o sector es una temeridad.

bróker online probablemente incluso ofrezca una cartera modelo para tu edad, objetivos y apetito de riesgo. A continuación tienes una lista de ejemplos categorías que podrían formar parte de tu cartera de inversión para principiantes, agrupados por:

  • Capitalización bursátil: large caps (grandes empresas), mid caps (medianas) y small caps (pequeñas);
  • Regiones geoográficas globales: mercados desarrollados (Norteamérica, Europa Occidental, Japón, Australia) y mercados emergentes (Latinoamérica, Europa del Este, Oriente Medio, Asia-Pacífico, África);
  • Titularidad del emisor de bonos: bonos corporativos y gubernamentales.

Estas categorías de activos tienen diferente rentabilidad potencial, tu cartera de inversión para principiantes tendría exposición a cada sector del mercado. Todos los sectores tienen sus ciclos positivos y negativos. Cuando diversificas, disminuyes el riesgo de que un ciclo negativo impacte tu cartera íntegramente. Y aumentas la probabilidad de seguir beneficiándote de la tendencia alcista a largo plazo de los mercados de forma más general.

7. Limita tu inversión en acciones individuales

En realidad esto está relacionado con la diversificación. Por lógica, invertir €1.000 en acciones de una sóla empresa es más volátil que hacerlo en participaciones de un fondo indexado. Aunque, por el mismo motivo, las acciones individuales tienen un potencial alcista mucho mayor. Esto se debe a que los fondos invierten en muchas compañías.

Pero también tienen que limitar tu riesgo bajista. Asegúrate de que ninguna de tus inversiones supere el 5% de toda tu cartera. Si tus inversiones suman €10.000, ninguna empresa debería ser mayor de €500. Si el valor de dichas acciones bajan hasta €0, sólo habŕas perdido €500.

Debido a esta regla, quizá quieras esperar a invertir en acciones individuales hasta que tu portfolio sea de al menos €10.000. Invierte tus primeros €10.000 de renta variable en fondos indexados. Cuando lo consigas, podrás asumir más riesgo diversificando a acciones individuales con dinero nuevo para invertir.

Guía definitiva de inversión para principiantes: Fondos Indexados 2 - Rentabliza Web

Fuente: Blog de Indexa Capital

8. No adivines los tiempos del mercado

La parte más difícil para la mayoría de inversores es invertir por primera vez. Ninguno de nosotros sabe cuando se producirá el próximo pico del mercado. Tampoco sabemos cuándo los activos tocaran fondo. Por lo tanto, tu mejor curso de acción es invertir en activos sólidos de forma regular, sin importar si se trata de un dia bueno o malo para los mercados.

Practica la técnica del Dollar Cost Averaging, invirtiendo una suma fija de dinero en tu activo favorito con una periodicidad regular. De esta forma comprarás más participaciones cuando el precio sea menor, y menos cuando el precio sea mayor.

El valor de esta técnica reside en que evitas el riesgo de invertir una gran cantidad de dinero en dicho activo cuando el mercado pudiese estar en un pico, y sufrir una corrección posterior. Al invertir cantidades menores en diferentes momentos acabas “promediando” el precio al que entras en dicho activo.

9. Ignora el ruido mediático del corto plazo

Cualquier buen inversor te recomendará que ignores tus emociones. Una buena forma de conseguirlo es automatizar en la medida de lo posible el proceso de inversión. Para que lo veas en perspectiva, sólo en 2018 hemos vivido los siguientes eventos relevantes:

  • Una corrección de un 10% en Febrero, y otra entre Noviembre y Diciembre;
  • La guerra comercial entre Estados Unidos y China;
  • Las crecientes tensiones entre Occidente y Corea del Norte a cuenta de las pruebas nucleares de ésta;
  • La Reserva Federal americana ha subido los tipos de interés 3 veces;
  • Las crisis cambiarias y de deuda en Turquía y Argentina;
  • Tensiones y distensiones entre la Unión Europea y el Reino Unido a cargo del Brexit;

Algunos de los titulares te harán desear invertir más. Otros te ahuyentarán de la renta variable. Pero siempre existirán tanto amenazas como oportunidades cada día que abra el mercado. Tienes que ser capaz de ignorar el “ruido” y enfocarte en los hechos ¿Acaso alguno de estos titulares será relevante en unos 3 años? Puede que alguno sí, pero la mayoría sólo afecta a las cotizaciones por unos pocos días o semanas.

Rara vez un titular afecta a las Bolsas por mucho tiempo. Una vez más, tu mejor curso de acción es invertir únicamente en activos sólidos a largo plazo. Es la mejor manera de silenciar el ruido que ocurre en el corto plazo.



Resumen

Invertir es una magnífica manera de construir riqueza. La mejor manera de aprender es practicando, pero me he encargado de proveerte una sólida guía de inversión para principantes para facilitarte la tarea. Te he explicado los principales tipos de activos que existen para invertir, las plataformas de inversión para principiantes más recomendables, y los consejos básicos para ser un gran inversor.

Si empiezas ya mismo, inviertes mucho y regularmente (y sólo en activos que comprendas), y diversificas, serás capaz de acumular riqueza y construir un patrimonio considerable. Estarás en el glorioso camino a la libertad financiera a velocidad de crucero.

¿Quieres apostar por la vía automática? Date de alta en Indexa Capital. ¿Te gusta la inversión simple en préstamos? Apúntate a Mintos. ¿Prefieres activos inmobiliarios? Regístrate en Housers. ¿Vas más avanzado y puedes asumir más riesgo? Elige un bróker online. Y recuerda que los Fondos índice son la mejor manera de empezar a invertir en los bróker online. Cuando ganes experiencia podrás invertir en activos con mayor rentabilidad potencial.

Y tú, ¿has probado invertir en alguno de estos activos? ¿Qué experiencia tienes con el uso de las plataformas de inversión para principiantes mencionadas en el artículo? Cuéntame tu caso en los comentarios.

Recibe gratis en tu correo los mejores consejos para mejorar tus finanzas personales y alcanzar la libertad financiera

Publicado en Inversión, Principios Básicos y etiquetado , , , , , , , , , , , , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.