Cómo incrementar tu patrimonio hasta los primeros €100.000 - Rentabiliza Web

8 Consejos para alcanzar tus primeros €100.000 de patrimonio

No, no nos hemos vuelto locos. Aunque la cifra te pueda sonar de película, incrementar tu patrimonio hasta €100.000 es un objetivo plenamente alcanzable en un plazo razonable de tiempo. De hecho, es uno de los primeros grandes hitos en el camino de quienes buscan la independencia financiera, y ha sido alcanzado por un número no pequeño de miembros de dicha comunidad.

Ahorrar a conciencia, invertir prudentemente e incrementar tus ingresos de manera exponencial puede llevarte a alcanzar tus primeros €100.000. Y una vez que lo consigas, los siguientes €100.000 serán mucho más fáciles de alcanzar gracias a la magia del interés compuesto.

¿Qué necesitas para acelerar tu camino hacia los €100.000?

1. Incrementar tu patrimonio ahorrando

Ahorrar tus primeros €100.000 no es un objetivo sencillo ni de corto plazo. Para llegar hasta allí, tienes que empezar a entrenar tu mente. Tienes que entender cómo conseguir el objetivo y planificar en consecuencia. Si eres la típica persona a la que le provocan urticaria los presupuestos o el hecho de apuntar los gastos, ahora es el momento ideal para comenzar.

Existen muchas herramientas semi-automatizadas como para que la pereza siga siendo una excusa. Yo por ejemplo utilizo Fintonic para mis cuentas en España y Money Dashboard para mis cuentas en Reino Unido. Pero hoy en día la mayor parte de aplicaciones de bancos ofrecen servicios automatizados de clasificación de gastos.

A partir de ahora todas tus acciones tiene que estar orientadas a conseguir el objetivo de incrementar tu patrimonio. Y cuidado con los gastos pequeños, que pueden suponer una gran diferencia a lo largo del tiempo. Por ejemplo, reducir tu hábito diario de cafés vintage o la cantidad de copas que bebes al salir de fiesta. O utilizar transporte público en lugar de conducir todos los días.

Si entiendes que se trata de pequeños sacrificios, pero importantes para reducir tu futura incertidumbre financiera, se te hará mucho más llevadero.

2. Ahorrar a corto plazo

Es normal y saludable imaginarte a ti mismo en una casa en la playa tras jubilarte. Pero esa visión tan lejana podría no resultar muy eficaz para mantenerte en tu camino durante el día a día. Si quieres mantener la motivación alta, divide tus objetivos de ahorro a largo plazo en pequeños objetivos más inmediatos. Podría tratarse de objetivos mensuales o incluso semanales.

Por ejemplo, podrías apartar una pequeña cantidad cada día para financiar un fondo que quieres destinar a la inversión. Hacerlo no impactaría drásticamente tu estilo de vida cotidiana. Pero gracias al interés compuesto podría ayudar mucho a incrementar tu patrimonio con el paso del tiempo. Empezar lo antes posible y ahorrar pequeñas cantidades de forma regular te ayudará a confirmar que vas progresando. Además, no hay nada más motivador que ir viendo poco a poco los resultados.

3. Ahorra en impuestos

Aunque no necesariamente debas convertirte en un experto, debes ser consciente de las principales características del sistema fiscal en el que te mueves. Y si estás empezando a gestionar un patrimonio importante, deberías considerar contratar un asesor fiscal. A largo plazo resultará muy rentable. Vivimos en sociedades muy estatizadas donde los políticos de turno tienen incentivos a subir los impuestos. Esto les permite utilizar el gasto “público” para afianzar redes clientelares que les permitan perpetuarse en el poder.

Debes entender el marco fiscal y utilizarlo en tu favor para evitar pagar a los burócratas más de lo que deberías. Esto incluye aprovecharte de las deducciones fiscales disponibles, así como de los vehículos de ahorro e inversión que mejores condiciones fiscales presenten (como los planes de pensiones). Si tu empresa ofrece planes de pensiones patrocinados, es tu deber apuntarte. Tanto la cantidad que contribuyas a tu plan como los rendimientos obtenidos estarán libres de impuestos hasta que te jubiles. Además, el porcentaje que contribuyas reduce tu base imponible en la misma proporción.

Si tu empresa no te ofrece este tipo de planes patrocinados, considera la posibilidad de participar en un plan de pensiones privado, que cuenta con las mismas ventajas fiscales. Sea cual sea la opción elegida, lo único que tienes que hacer es solicitar tu alta y contribuir regularmente. Se trata de una manera sistemática para ahorrar, en donde la rentabilidad se acumula de forma exponencial gracias al interés compuesto. Y las ventajas fiscales le ponen el turbo a tu patrimonio futuro.

Los planes de #pensiones son unos geniales multiplicadores de patrimonio, porque el dinero crece libre de impuestos y no se toca durante décadas. Clic para tuitear

4. Reduce tu deuda

Somos seres sociales y lo queremos todo. El chalet, el coche, el altavoz que nos habla y la nevera de doble puerta. Y además resulta que con un par de clicks, podemos tenerlo casi al instante. Pero resulta que la gratificación instantánea viene con un alto precio, en forma coste de oportunidad, que podría llevarte muchos años pagar.

Priorizar la reducción de tus deudas es crítico para incrementar tu patrimonio. Revisa tus deudas y calcula cuánto tiempo te llevará deshacerte de ellas. Plantéate si deberías utilizar tus ahorros o depósitos a plazo para cubrir parte de tu deuda. Si obtienes un bono o dividendo, analiza si tendría sentido realizar pagos anticipados en tu hipoteca para reducir su carga. Si tienes deudas de tarjetas de crédito, considera hablar con la compañía emisora y negociar un tipo de interés menor si es posible.

Las empresas a veces ofrecen quedarse con la deuda de tarjetas de crédito de otras compañías a un tipo de interés inferior, en su intento de captar nuevos clientes. Si necesitas solicitar un préstamo, asegúrate de comparar las opciones disponibles y considerar las que ofrezcan un tipo de interés menor. Te sorprendería la cantidad de gente que no compara. Si quieres más información, no te pierdas nuestra guía definitiva para salir de deudas.

5. Ahorra con tu empresa

La empresa para la que trabajas podría ser tu socio en tu objetivo de ahorro. Muchas compañías ofrecen bonificaciones adicionales por contribuir a tu fondo de pensiones patrocinado. Si es tu caso, contribuye a tu plan de forma agresiva. De no hacerlo, estarías dejando dinero “gratis” sobre la mesa.

Aprovéchate además de cualquier otra bonificación que ofrezca tu empresa, como descuentos especiales en tiendas, guarderías, museos o gimnasios. Y si tu compañía ofrece facilidades para mejorar tus conocimientos o volver a estudiar, aprovecha la oportunidad. Tus nuevas habilidades de harán más apetecible a los ojos de tu empresa actual o de cualquier otra.

6. Reduce tus gastos

Siempre habrá algo más que puedas hacer para mantener tus gastos bajos. Algunos ejemplos incluyen: cenar menos fuera, caminar las distancias cortas en lugar de utilizar el coche, llevar a los niños al parque en lugar de al centro comercial, dejar de fumar y otros hábitos caros, usar tu coche hasta que se le caigan las ruedas, preparar el almuerzo para llevarte a la oficina, comprar una casa acorde a tus posibilidades, etc.

Si no puedes comprar una casa que esté dentro de tus posibilidades, considera alquilar. Se trata del gasto más grande al que te tendrás que enfrentar. De la misma forma, si no estás utilizando tu abono del gimnasio no lo renueves. También puedes reciclar y reutilizar cosas tanto como sea posible, utilizar energía alternativa para iluminar y calentar tu casa, y vender cualquier elemento de ropa y hogar que no utilices. La lista puede ser ilimitada.

7. Crea fuentes de ingresos adicionales

Desarrollar fuentes de ingresos alternativas es una estrategia clave para incrementar tu patrimonio hasta los €100.000. Si tienes carnet de conducir, puedes trabajar unas horas extra a la semana para Uber, Cabify, Lyft, etc. O podrías alquilar tus habitaciones libres en Airbnb. Si eres capaz de enseñar conocimientos específicos o producir cualquier manualidad que tenga valor en el mercado, se trata de hobbies que podrían ayudarte a generar ingresos extra.

También podrías pasar tu tiempo generando contenido para YouTube o Vimeo, o trabajando para empresas en proyectos como consultor freelance. No dejes que ninguna de tus habilidades sean desaprovechadas.

8. Incrementa tu patrimonio: invierte

No sólo ahorrando se genera riqueza. La clave para continuar incrementado tu patrimonio es invertir de forma inteligente para el largo plazo. Y cuando digo de forma inteligente, me refiero a evitar los errores más comunes al invertir, seguir una estrategia sólida de forma consistente y dejar que el tiempo y el interés compuesto hagan el resto.

Invertir es como desarrollar fuentes de ingresos alternativas, con la ventaja de que los ingresos generados son #IngresosPasivos. Clic para tuitear

Es decir, no dependen principalmente de tus horas trabajadas. Tienes que abandonar la mentalidad simplista de que invertir es como jugar al casino, o de que se trata de un juego de ricos. La realidad es que, si no invertimos, estamos perdiendo dinero debido a la inflación. ¿Acaso puedes permitirte perder dinero?. Muchos de nosotros ni siquiera podremos disponer de una pensión pública para nuestra jubilación. Invertir para nuestro futuro es todo lo que nos queda.

Si no sabes por dónde empezar, el mejor sitio es nuestra guía definitiva de inversión para principiantes.

Resumen

Hay muchas formas de ahorrar en tu vida cotidiana. Pero hay sólo una de incrementar tu patrimonio de forma pasiva y escalable: invertir. De esta forma, esos euros e incluso céntimos que ahorres hoy se multiplicarán en el tiempo gracias al interés compuesto para ayudarte a llegar cuanto antes a los €100.000.

Aunque parecerá difícil al principio, tu calidad de vida mejorará. Como dice el refrán, los primeros €100.000 son los más difíciles de conseguir. Los siguientes vendrán solos… 😉

Recibe gratis en tu correo los mejores consejos para mejorar tus finanzas personales y alcanzar la libertad financiera

Publicado en Ahorro, Ingresos, Inversión y etiquetado , , , , , , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.