Las 5 fases hacia la libertad financiera - Rentabiliza Web

Las 5 fases hacia la libertad financiera

A la hora de conseguir objetivos siempre conviene servirnos de estrategias que nos faciliten una hoja de ruta. En el caso del objetivo de alcanzar la libertad financiera, existen diferentes etapas de acumulación de riqueza que requieren estrategias distintas. Volcarse en una estrategia de inversión en particular sin tener clara le etapa en la que nos encontramos es como salir a navegar sin brújula. Puede que navegues con seguridad en un principio y que eso te motive. Pero buena suerte evitando meterte en tempestades una vez mar adentro.

La riqueza que acumules con tus inversiones te permitirá tener mayor libertad, flexibilidad y tiempo para dedicar a temas importantes. Piensa en esa libertad financiera como la cima de tu camino de acumulación de riqueza. Para alcanzar esta cumbre, tienes que construir un volumen de activos suficiente para poder vivir de los ingresos que generan tus inversiones. De esta forma, nunca mas tendrás que vender tus horas de trabajo por dinero a terceros, sino que será completamente opcional.

Pero antes de llegar a esta etapa, existen otros hitos que tendrás que atravesar mientras escalas dicha montaña. Estas etapas intermedias son importantes porque determinan tu estrategia “marco” en términos de ingresos, ahorro e inversión.

Las 5 etapas hacia la libertad financiera

Por qué mucha gente se estanca y cómo evitarlo

Todo el mundo tiene que empezar en determinado punto de partida, el problema para muchos es que nunca lo abandonan. Existen diferentes motivos para ello, principalmente ignorancia y apatía.

La ignorancia financiera

Con respecto a la ignorancia en materia de finanzas personales, no siempre se da inicialmente por irresponsabilidad individual. Se trata más bien de un fallo colectivo como sociedad en formar a las mentes del mañana en materia de negocios y finanzas. Prueba de ello son los numerosos estudios que sitúan a los paises latinos por detrás del norte y centro de Europa (y de otros países de la OCDE) en educación financiera.

La manera de contrarrestarlo es tomar individualmente la iniciativa en cuanto a la formación en finanzas personales. Existen demasiados libros, e incluso webs, blogs y foros gratuitos como para que la falta de educación financiera siga siendo una excusa. El hecho de que estés leyendo este blog indica que estas dando los pasos correctos para solucionarlo.

La apatía financiera

Por otro lado, también esta el tema de la apatía individual. Se trata de personas que sabotean su propio éxito porque consideran que el esfuerzo no merece la pena. Puedes encontrarlas en todas las esferas de la sociedad, no sólo en las finanzas personales. Se cuentan mentiras a sí mismos como que las finanzas son solamente para los ricos, que es demasiado tarde para triunfar en el deporte que les gusta, que el más guapo de la clase está fuera de su alcance o que la culpa de todo es del gobierno.

El patrón es siempre el mismo: echar la culpa a factores externos para evitar asumir la responsabilidad individual de esforzarse proactivamente por mejorar. No voy a extenderme demasiado en el tema porque no es el objetivo de este artículo. Pero sí te invito a que revises tu marco mental y las afirmaciones que te cuentas a ti mismo. Te aseguro que el esfuerzo merece la pena.

El punto de partida como excusa

Nótese tambien que no todos necesariamente empezamos desde el mismo punto de partida. Es posible que algunos hayan sido afortunados con unos padres que ya habían avanzado un largo trecho hacia la libertad financiera y les hayan arrastrado con ellos. También es posible que muchos hayan sido ahorradores aunque sin un sistema proactivo, con lo cual tengan una base mas sólida desde la cual acercarse a la cima. Esto suele darnos otro motivo para justificar nuestra apatía.

El punto de partida no debería ser una excusa para auto-sabotear tu camino hacia la libertad financiera. Todos conocemos muy bien historias de éxito de personas que empezaron desde muy abajo. En este artículo vamos a revisar cada una de las fases sin excepción para ayudarte a que identifiques dónde te encuentras y cuáles deberían ser tus principales estrategias para intentar llegar a la cumbre.


Sin mas preámbulo, las 5 fases hacia la libertad financiera son las siguientes:

  1. Supervivencia
  2. Estabilidad
  3. Ahorro
  4. Acumulación
  5. Abundancia

1. Supervivencia

La mayoría empezamos desde la etapa de supervivencia, en la cual nuestros hábitos de ahorro son nulos. Vivimos nómina a nómina, sin capacidad de ahorro. Tienes un determinado nivel de ingresos que te permite pagar las facturas y poco más. En resumen, tus ingresos son estables pero bajos, tus gastos casi igualan a tus ingresos y no tienes ni idea de lo que significa invertir.

A pesar de lo duro que pueda parecer, esta fase alberga lugar a esperanza. Es el sitio desde el cual comienzas a dejar de cavar agujeros financieros (deudas, consumismo, etc.) e intentas mejorar tu situación. Empiezas a escalar hacia la libertad financiera seriamente y con un plan, lo que evita que cada noche tropieces y vuelvas al sitio de partida.

Estrategias de la fase de Supervivencia

1) Reduce tu consumo

Aprende a separar las necesidades de lo prescindible y recorta buena parte de esta última categoria. La mayor parte de nuestro gasto suele concentrarse en residencia, transporte y alimentación.

  • Estudia mudarte a una zona mas barata con buenas conexiones de transporte.
  • Reduce el número de veces que comes fuera y planifica tus comidas semanalmente.
  • Deja de fumar y reduce la ingesta de alcohol (lo cual además traerá beneficios añadidos a tu salud y tus finanzas futuras).
  • Lucha contra la necesidad ficticia de tener la ultima versión de cada gadget tecnológico que sale al mercado.
  • A la hora de comprar, compara precios; apúntate a plataformas de cashback para ahorrar, como Beruby.

2) Establece un plan para eliminar la “mala” deuda

La mala deuda es aquella que se utiliza para financiar consumo en lugar de inversión. Y no, tu residencia habitual no es una inversión, a no ser que alquiles habitaciones.

  • Deja de utilizar tarjetas de crédito para financiar tu consumo. Una excepción son las tarjetas que proporcionan cashback, siempre que los saldos se paguen religiosamente cada fin de mes.
  • Estudia si te beneficiaría refinanciar tu hipoteca.
  • Nunca financies la compra de un coche. A mucha gente le parece muy radical, pero si no puedes comprarlo al contado no deberías poder permitírtelo en primer lugar. No si eres serio en tu objetivo de alcanzar la libertad financiera.
  • Prioriza el pago de tus deudas para pagar primero las de mayor tipo de interés.

3) Crea un fondo de emergencia

Aparta una pequeña cantidad de dinero cada mes para contruir un colchón de seguridad. Deberías ser capaz de cubrir entre 3 y 9 meses de tus gastos básicos de supervivencia dependiendo de tu seguridad laboral. La garantía de que si algo falla tienes un respaldo te motivará a asumir un poco más de riesgo calculado.

2. Estabilidad

Haz logrado salir de deudas y tienes reservas en tu cuenta corriente a modo de fondo de emergencia. Empiezas a tomar las riendas de tu carrera laboral. Por ejemplo, obtienes formación en habilidades que están en demanda y que por lo tanto te podrán proporcionar un ingreso potencialmente mayor. Tu carencia de deudas, tu mayor capacidad de ingreso potencial y tu reducción del gasto te empezarán a permitir ahorrar una cantidad sostenible y potencialmente incremental cada mes. Tu misión es consolidar y hacer crecer esta capacidad de ahorro.

Estrategias de la fase de Estabilidad

Una vez has escapado a la carrera por la supervivencia, debes enfocarte en desarrollar tu capacidad de ahorro:

  • Establece un plan proactivo de ahorro. Reducir el gasto esta muy bien, pero tener un plan con gastos esperados, una prioridad de los mismos y un objetivo porcentual de ahorro mensual te permitirá llevar tus finanzas al siguiente nivel. Hay personas que ahorran entre el 0 y el 10% de sus ingresos, pero quienes se lo toman en serio suelen llegar al 25%, 50% y hasta el 75% de lo que generan. Cuanto más rápido quieras conseguir la libertad financiera, más necesitas ahorrar.
  • Toma las riendas de tus ingresos paulatinamente. Fórmate en habilidades que demande el mercado de trabajo y que te posibiliten mayores ingresos. Aprende a encarar tu carrera profesional de forma proactiva.
  • Empieza a formarte en temas de inversión y fiscalidad. Querrás estar preparado para cuando tengas una capacidad de ahorro que te permita poner tu dinero a trabajar para ti. Y tambien querrás tomar decisiones que no te perjudiquen fiscalmente, así como entender las implicaciones de tus inversiones en tus obligaciones con Hacienda.

3. Ahorro

Te das cuenta de la importancia de practicar un ahorro proactivo de forma regular y lo pones en práctica. La mecánica para acumular riqueza y conseguir la libertad financiera es realmente simple, pero pasar a la acción no es tan fácil. Necesitas maximizar tus ingresos, minimizar tus gastos y ahorrar la diferencia.

Estrategias de la fase de ahorro

  • Evita caer en la inflacion de estilo de vida. Una vez que vez que tienes capacidad de ahorro, es muy fácil caer en la tentación de empezar a gastar más. Piensa en cada euro que ahorras como si fuera un posible trabajador de tu futuro imperio. Si lo gastas mecánicamente no podrá trabajar para ti en crear tu fortuna futura.
  • Genera ingresos adicionales.
    • Potencia tu fuente regular de ingresos incrementando tu productividad, exigiendo el salario que te mereces o cambiándote a un trabajo mejor.
    • Adquiere habilidades que puedan utilizarse para generar ingresos adicionales: desarrollo web, consultoría de marketing, socorrismo, etc.
    • Gana dinero por tus actividades en internet.
    • Estudia si te interesa participar en programas de sharing economy como AirB&B, Uber, etc.
  • Empieza a invertir tus ahorros en el largo plazo. A la hora de invertir, es mucho más importante empezar cuanto antes que decidir en qué invertir. Esto no significa que no debas tomar riesgos calculados y practicar una diversificación adecuada a tu perfil de riesgo.

4. Acumulación

Es la etapa en la que invertimos la mayor parte de nuestros ahorros para hacer crecer nuestro capital. La clave es maximizar la rentabilidad compuesta via acumulación de activos y reinversión de capital, manteniendo una disciplina firme. Esto implica ser capaces de tomar decisiones de inversión como la asignación de activos de tu cartera y su mantenimiento, qué activos comprar y cuando, así como conocer las implicaciones fiscales de tus decisiones de inversión.

Estrategias de la fase de Acumulación

  • Págate a ti mismo primero. Todos hemos aprendido a que, una vez que recibimos nuestro salario mensual, tenemos que pagar las facturas primero y luego dedicarnos a gastar lo que nos queda. Te propongo una idea diferente: cada vez que cobres, lo primero que tienes que hacer es meter en tus cuentas de inversión la cantidad porcentual de tu salario que hayas definido (y que puede ser incremental cada mes). Se trata de un concepto creado por Robert Kiyosaki en su libro Padre Rico, Padre Pobre, el cual recomiendo que te leas. De esta forma evitas gastarte esa parte en cosas que no necesites, pones tu dinero a trabajar para ti de forma regular, y te vuelves más creativo para reducir el gasto y aumentar tus ingresos.
  • Invierte tus ahorros tomando riesgos calculados. Pregúntate qué objetivos quieres conseguir con tus inversiones y pon tu dinero en los activos más adecuados para conseguirlos. En Rentabiliza Web encontrarás consejos útiles sobre productos de inversión, pero recuerda siempre que debes consultar con un profesional cualificado antes de arriesgar tu dinero. Especialmente si nunca lo has hecho antes.
  • Crea sistemas que generen ingresos pasivos. Existen muchas maneras de generar ingresos pasivos adicionales que requieren un gran trabajo inicial para estructurarlas pero sin tener que invertir muchas horas de trabajo en mantenerlas:
    • Empezar un blog, levantar una comunidad alrededor de él y monetizarlo.
    • Comprar activos inmobiliarios que te proporcionen rentas en forma de alquiler.
    • Invertir en acciones de empresas que ofrezcan dividendos sostenibles a largo plazo.
    • Escribir libros, grabar discos, etc.



5. Abundancia

Representa la fase final en la cual has acumulado un gran volumen de capital y activos, y puedes dedicarte a disfrutar de los frutos de tu trabajo de acumulación de riqueza. El objetivo de esta etapa es convertir ese capital acumulado en ingresos regulares que te proporcionen tiempo, libertad y flexibilidad. Tu única preocupación debería ser proteger tus activos para que duren en el tiempo de acuerdo con los objetivos que te marques.

Estrategias de la fase de Abundancia

  • Protege tu capital. No asumas riesgos innecesarios si ya tienes activos suficientes como para vivir de las rentas generadas. Si tu horizonte temporal es más corto, ajusta tu cartera de renta variable en favor de mayor proporción renta fija.
  • Dirige tus negocios, no trabajes en ellos. Si has creado sistemas eficientes para generar ingresos pasivos, deberías ser capaz de delegar y subcontratar las tareas administrativas a otras personas sin impactar considerablemente tus ingresos. Esto te permitiría liberar un montón de tiempo para dedicarlo a las decisiones importantes y a disfrutar.
  • Disfruta de la vida. Has sido capaz de alcanzar la cima de tu montaña a base de tu esfuerzo personal. De alcanzar la libertad financiera a partir de sacrificar el consumo de hoy por la rentabilidad de mañana. Has tomado decisiones inteligentes que te han permitido ganar el juego de las finanzas personales. Disfruta de la libertad. Disfruta de la vida que has ganado y has sido capaz de crear.

Resumen

Dondequiera que te encuentres en tu camino hacia la libertad financiera, no seas demasiado duro contigo mismo. Todo el mundo tiene que escalar la misma montaña, si bien no todos empezamos en el mismo punto, ni para todos es igual de empinada. El hecho de que ahora mismo estás escalando esa montaña es todo lo que importa. Tener claro en qué fase te encuentras te ayudará a definir tu estrategia de ingresos, ahorro e inversión, lo que te ayudará a llegar a la cumbre más rápidamente.

Y tú, ¿en qué etapa de acumulación de riqueza consideras que te encuentras en este momento? ¿Qué estrategias has seguido para llegar a ella? ¿En qué etapa te ves en unos cinco años? ¿Cómo piensas llegar hasta allí?

Publicado en Ahorro, Desarrollo Personal, Ingresos, Inversión y etiquetado , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.