12 motivos por los que aún eres pobre - Rentabiliza Web

12 motivos por los cuales aún eres pobre

Me considero una persona frugal pero, según creo, por motivos razonables. Siempre busco ahorrar en cosas que no son importantes para mí, de tal forma que pueda gastar o invertir en aquello que quiero. Pero honestamente no hay muchas cosas materiales que me resulten importantes.

Por ejemplo, no me importa el logo de mis prendas de ropa. Cuando no llevo traje o ropa deportiva, visto camisetas de grupos heavy metal y vaqueros. Mi coche no inspira lujuria en nadie. Y me alojo en hostales baratos o Airbnb’s cuando viajo. Mientras tenga un desayuno gratuito esperándome al levantarme, soy feliz.

Mi teléfono móvil tiene ya 3 años. Y lo tuve que comprar sólo por un buen motivo: me robaron el anterior en un concierto. Pero tiene Google Maps para llevarme donde necesito, correo para interactuar con la comunidad de Rentabiliza Web y la capacidad de hacer llamadas, tan olvidada en estos días.

12 motivos por los que aún eres pobre

Como sabes, los principales gastos mensuales del ser humano occidental medio son en vivienda, transporte y alimentación. Así que empezaremos por ellos, los grandes motivos de que sigas siendo pobre:

1. Pagar una casa más cara de la que necesitas

Muchos de nosotros somos culpables de este pecado. Un matrimonio con un hijo, ¿para qué necesita tres habitaciones, buhardilla, dos baños y una terraza o patio? Te doy la primicia: sólo para aparentar. ¿O acaso puede haber otros motivos? En lugar de buscar una casa sólo con lo que necesitamos, solemos buscar la casa más cara que podamos pagar. Aún a costa de sacrificar la capacidad de ahorrar e invertir.

Cuando compramos una casa muy cara, tenemos la necesidad de trabajar para pagar la hipoteca. Ello te deja muy poca libertad financiera y muy poca capacidad de ahorro. Si eres víctima de este pecado, estudia la posibilidad de vender tu casa y mudarte a una más modesta. Tu nueva hipoteca, más pequeña, te dejará un márgen para ahorrar e invertir y te permitirá sobrevivir en caso de un repentino imprevisto con tu trabajo.

Si tienes la necesidad de comprar una casa grande, hazte la siguiente pregunta. ¿Cuánta casa necesitas realmente? Incluso si puedes permitírtela, siempre es mejor opción utilizar deuda buena para comprar dos viviendas pequeñas y poner la segunda en alquiler. Tu futuro te lo agradecerá.


2. Comprar un coche nuevo

Uno de los motivos más populares. Según un artículo del ABC, un coche recién sacado del concesionario pierde hasta un 18% de su valor residual. El coste medio de un coche nuevo en 2017 fue de €16.725. Esto significa que has perdido €3.010 sólo por comprarlo y conducirlo hasta tu casa por primera vez. ¿Sigues pensando ahora que un coche nuevo es una inversión?

Supongamos que compras un coche nuevo por el coste medio y lo conduces por 15.000 km. Estarías pagando mas de €1 por kilómetro, y además palmando pasta por la mencionada depreciación. Ahora digamos que compras un coche usado de 5 años por unos €5.000 y lo conduces durante los mismos kilómetros el primer año. Cada kilómetro te costaría unos  €0,33.

Un argumento muy extendido dice que cuando compras un coche usado compras los problemas de otra persona. Yo sólo he tenido dos coches en mi vida, ambos usados, y te aseguro que funcionan perfectamente mientras los cuides. Tuve un Opel Corsa del 2000, comprado con 88.000 km, retirado sólo por accidente a los 250.000 km. Ahora tengo un Seat Ibiza del 2008, comprado con 110.000 km.

Aún peor que comprar un coche nuevo es adquirirlo mediante planes de leasing. En la práctica, estas alquilando el coche por un periodo especifico de tiempo. Al final del cual lo devuelves, o lo compras teniendo que abonar una cuota final enorme. Y esto cuando el coche vale ya mucho menos que cuando lo adquiriste. Peor aún, solo obtienes un número limitado de kilómetros con este contrato. Si te pasas, pagarás por cada kilómetro adicional.

Si tienes problemas para ahorrar, no necesitas un coche nuevo. Un buen coche usado te podrá llevar de un punto a otro como cualquier vehículo. Y mucho menos necesitas financiar tu coche mediante planes de leasing.

3. Comer habitualmente en restaurantes

¿Con qué frecuencia comes fuera? Hoy día, muchas veces no tenemos ganas de cocinar. Sobretodo cuando se trata de preparar el almuerzo para llevar al trabajo al día siguiente. Según Statista, más del 9,1% de los españoles comen fuera casi a diario, mientras que el 26,9% lo hace varias veces al mes. Yo mismo noté que, cuando me fui a vivir a Londres, comencé a hacerlo mucho más a menudo. Pero una vez que comencé a planificar mi alimentación semanal, mis incursiones a restaurantes entre semana prácticamente desaparecieron.

¿Te da pereza pensar en planificar y preparar tu alimentación semanal? Según un reportaje de El País, dos blogueros ahorradores demostraron que una familia de cuatro puede comer bien por unos €5 al día. Se trata de recetas fáciles y que incluyen todos los requerimientos nutricionales.

Comer fuera para ponerte al día con tus amistades y contactos de vez en cuando es una práctica sana. Pero no debería ser un hábito frecuente de quien aspira a conseguir la libertad financiera. ¿Estás intentando mejorar tus finanzas, pero cada paso adelante parece enviarte dos pasos atrás? Intenta recortar las visitas a restaurantes para liberar capacidad en tu presupuesto.

4. Frecuentar bares de copas

Durante mi etapa de estudiante de Bachillerato y Universidad, trabajé en un bar de copas para pagarme los estudios. Todavía recuerdo las caras de las personas que venían. Podria jurar que la mayor parte de las veces, se trataba de las mismas personas, que venían todos los fines de semana a beber la misma bebida y hablar con la misma gente. ¿Esta situación te describe?

En primer lugar, los bares de copas son caros. Una botella de tercio de cerveza mala puede ir desde los €4 a los €6. Si buscas cerveza de calidad, te costará incluso más. Y una copa de combinado tranquilamente va desde los €5 a los €10. En segundo lugar, por si necesitaras más motivos, el alcohol no es una elección sana. Y no me estoy metiendo con el consumo de alcohol en sí. Me gusta disfrutar de una buena cerveza con amigos como a cualquier otro vikingo. Pero soy consciente de que el alcohol es 100% innecesario, sobretodo consumido en bares.

¿Te encuentras habitualmente corto de efectivo? Pues cuando las hordas bajen sedientas de carne a arramplar los bares, permanece en casa. O mejor aún, ve a montar en bici o a correr, antes de ir a un bar.

Joker - 12 motivos por los cuales aún eres pobre - Rentabiliza Web

Nunca dejes que lo de quemar dinero se te vaya de las manos

5. Pagar por televisión por cable

De pequeño, recuerdo que mi vecino gastaba una barbaridad al mes en su factura de televisión por cable. Tenía cada canal, pack o juguete disponible que la compañía le ofreciese. Esto lo hacía muy popular entre amigos y vecinos en los días de partido. Pero, adivina cuantas inversiones poseía. Una. Que al menos es mejor que ninguna.

¿Sabes en que consistía su vida? En ver la tele. Se levantaba por la mañana, iba al trabajo, volvía a casa y se acurrucaba en el sofá para ver la tele durante toda la noche. Luego se dormía y repetía el proceso.

La televisión por cable es cara. Y con todas las opciones más baratas disponibles (como Netflix, HBO, Amazon Prime, etc.) es completamente innecesaria. Si tus bolsillos estan vacíos con demasiada frecuencia, es hora de cortar el cable.

6. Ver televisión

No hay ningún triunfador en todo el planeta que este sentado mirando televisión durante todo el día. Ninguno. Sin embargo, el español media mira cuatro horas de televisión al día. ¡Cuatro! ¿Sabes cuántas cosas podrias alcanzar en cuatro horas?

La televisión es una de las mayores distracciones que te impiden alcanzar el éxito financiero y personal. A diferencia de la televisión por cable, la televisión digital terreste es básicamente gratis, con lo cual no hay derroche de dinero. Pero el coste de oportunidad medido en dinero que podrías generar en cuatro horas cada día se acumula exponencialmente. Si necesitas más dinero, deja de mirar tanta television. Obtén otro trabajo o invierte en tu conocimiento, y empieza a ahorrar en serio.

7. Tu actitud de “yo me lo merezco”

Antes de comprar cualquier gadget tecnológico, ropa de marca o joyería, pregúntate lo siguiente. ¿Realmente lo necesito? ¿Puedo permitirmelo? Si alguna de las respuestas es no, entonces no te lo mereces. Si necesitas racionalizar y buscar motivos para justificar las decisiones de compra que piensas hacer, tienes un problema. Aprende la diferencia entre un deseo y una necesidad. Y una vez que lo hagas, atiende tus necesidades y prioriza tus deseos.

¿Con cuánta fuerza deseas vivir libre de deudas? ¿Cuánto te gustaría empezar a invertir? ¿Cuándo desearías dejar tu trabajo actual? ¿Con qué afán te gustaría alcanzar la libertad financiera? Pues demuéstramelo. Deja de tirar el dinero comprando cosas que tú te crees que necesitas y mereces. Sólo lo haces por gustar e impresionar, y lo sabes. Pero recuerda que, al menos a mí, sólo podrás impresionarme cuando no necesites trabajar para vivir.

8. Cigarrillos

¿En serio? En estos tiempos en que los cigarrillos estan carísimos y está más que científicamente probado que producen cáncer y pueden matarte. ¿Por qué  sigues fumando? Déjalo. Ahora mismo. No hay posibles motivos o argumentos a favor de esta práctica. No te puedes permitir el fumar, incluso aunque fuese gratis.

Si crees que no es fácil, busca ayuda. El coste de hacerlo será una inversión que te reportará dividendos en forma de mayor salud y ahorro por el resto de tu vida. Y tendrás así también más dinero para ahorrar e invertir.

9. Contratar a otros

El colmo de la vagancia y de la ostentación es contratar a otros para realizar tareas cotidianas que nosotros no queremos hacer. Me refiero a cosas como limpiar la casa, cortar el césped, recoger hojas, jardinería, mantenimiento de la piscina, lavar el coche, etc. Podríamos continuar con la lista un buen rato. Recuerdo un jefe que tuve, que pagaba un entrenador personal literalmente para no tener que cambiar él los pesos de la barra…

Es cierto que muchas personas valoran mucho su tiempo e intentan no destinarlo a actividades de poco valor añadido. Pero se trata de personas muy exitosas y ocupadas, que ganan mucho más a la hora de lo que se ahorrarían haciendo estas tareas ellos mismos. Si no es tu caso, deja de hacer el vago y el ganso son motivos. Tu bolsillo te lo agradecerá.


10. Tratamientos de belleza y arte corporal

Manicura y Pedicura

No necesitas una manicura todas las semanas. Tampoco necesitas una pedicura todas las semanas. Es más, puedes sobrevivir el resto de tu vida sin una sola manicura o pedicura más. No soy un experto, pero estoy seguro de que es muy fácil pintarte tus propias uñas. O incluso puedes quedar con una amiga para pintaros cada una a la otra.

Cuando tengas que decidir cuál factura vas a pagar y cuál vas a permitir que te convierta en delincuente, el brillo de tus uñas debería ser tu última prioridad. Y ni siquiera voy a ponerme a valorar tratamientos como los masajes relajantes, servicios de spa, etc.

¿Te parece demasiado duro? Puede que lo sea, pero tengo mis motivos. Tengo el objetivo de guiarte hacia la libertad financiera. Mira a tu alrededor y revisa tu forma de vivir actual. ¿Quieres continuar viviendo de esta manera para siempre? Me lo agradecerás cuando seas mayor.

Tatuajes

Yo no tengo tatuajes, aunque coquetee durante algún tiempo con la posibilidad de hacerme uno. Por lo tanto, esto no pretende ser un rapapolvo a la gente que tiene tatuajes. Pero un tatuaje de calidad cuesta mucho dinero. De hecho, una obra de arte en tu piel cuesta una barbaridad. Se trata posiblemente de la cosa más innecesaria de toda la lista en la que podrías gastar dinero, con permiso de la manicura.

Imagina que quieres hacerte un tatuaje que llevaría unas cuatro horas en completarse. Te costaría alrededor de €400, que podría considerarse algo razonable por un trabajo de calidad. Dado un salario medio de €15 a la hora, tendrías que trabajar más de 25 horas solo para pagarlo. De hecho, tendrás que trabajar incluso más considerando los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social.

Mas del 20% de tu salario mensual puede irse así en ese tatuaje. ¿Cómo vas a ahorrar si tienes que pagar el alquiler o la hipoteca, el transporte y la comida y solo te queda el 80% de tu salario disponible? Si apenas llegas a fin de mes, el arte corporal no debería ser la última cosa en tu lista. No debería siquiera estar cerca de tu lista. Mostrar tu pasión por las legiones romanas puede esperar hasta que tus finanzas mejoren dramáticamente.

Resumen

Si quieres ser financieramente independiente, tienes que evitar los gastos superfluos. Hacerlo te permitirá utilizar el ahorro resultante para invertir en crear una sólida columna de activos. La frugalidad es el arte de vivir hoy como nadie más para que puedas vivir mañana como nadie más.

En esta lista de motivos por los que aún eres pobre no he mencionado ninguna necesidad real. Ni una sola. Todos y cada uno de estos elementos son cosas que no necesitas. ¿Quieres ahorrar para invertir y alcanzar la libertad financiera? Corta con todos estos gastos innecesarios, empieza a ahorrar dinero extra, y conviértete en el inversor que quieres ser.

¿Qué te parece esta lista? ¿A qué elementos de la lista no estarías dispuesto a renunciar? ¿Por qué? Déjame tu opinión en los comentarios. 

Publicado en Ahorro y etiquetado , .

Soy Drago, un apasionado de las finanzas personales y de la inversión. Mi misión es alcanzar la independencia financiera y ayudarte a ti a conseguirlo. También me apasiona el deporte (sobretodo el rugby) y el heavy metal. Sigue mis pasos hacia la libertad financiera en RentabilizaWeb.com...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.